Por Diego Avalo
13 Jul 2019
Intermedio

En un partido en el que no se pudo convertir lo que se generó, el Bolso comenzó dejando tres puntos en casa.

Hasta el empate

Nacional dispuso un 4-4-1-1, con Matías Zunino y Kevin Ramírez por las bandas, y el Chory Castro suelto acompañando a Gonzalo Bergessio. La postura en cancha fue algo retrasada, y la presión se intentó sobre la mitad del campo de juego. Pese a esto el dominio de los primeros minutos fue de Nacional, pero careció de ideas claras en ataque. La pelota se movía en el medio y las jugadas de peligro escaseaban. El gol vino en una pelota larga que peinan entre Bergessio y Castro y que pivotea bien Ramírez. Parecía que venía siendo un buen encuentro hasta que una jugada fortuita culminó en penal y gol para el rival. A partir de allí el partido se emparejó. Defensor comenzó a manejar el balón y se plantó bien en defensa. No se encontraron espacios y no tampoco se generaron. En la segunda jugada que tuvo el Violeta vino el segundo tras un gran error en un corner. Así finalizó la primera mitad. 



Superiores pero sin efectividad

En el segundo tiempo hubo superioridad del Decano pero sin ideas claras. Fue más a empuje que a juego. Pese a ello se generaron chances clarísimas que no se pudieron definir. Al menos dos increíbles como un cabezazo de Seba Fernández y una a “boca de jarro” de Bergessio que tapó el golero. Defensor no tuvo ni una jugada más y la pelota siempre estuvo cerca de su arco, pero entre la mala definición, la mala liga y el golero que atajó hasta el viento el encuentro terminó con triunfo del rival.



Hay que mejorar

 Hay que mejorar y mucho. Jugamos con uno de los peores equipos de Defensor Sporting de los últimos años y no les pudimos entrar salvo con pelotas aéreas. Gustavo Lorenzetti cada vez que juega lo hace de buena manera. Distribuye y mete buenos pases filtrados. Creo que se merece la oportunidad de entrar desde el vamos y no como bombero como casi siempre. Guzmán Corujo estuvo bajo e impreciso y es llamativo. Rafa García tampoco estuvo en buen nivel. Esto es largo, pero los puntos cada vez son menos y no se pueden seguir dejando en este torneo. El próximo rival será Danubio, de visitantes. Ojalá se pueda retomar la senda del triunfo porque de lo contrario se complica.

Diego Ávalo
 
 






SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta