Por decano
4 May 2019
Entrevistas
Decurnex

Decano habló en exclusiva con el presidente de Nacional.

Se cumplen cinco meses del comienzo de la gestión. En cuanto a los cambios estructurales que plantearon en la previa, ¿cuáles han logrado y cuáles están por lograr?

Hay muchas cosas encima de la mesa. Yo estructuraba la campaña en cuatro pilares: el primero es la parte económico-financiera, un pilar básico porque es lo que te permite balancear la realidad financiera del club y establecer un presupuesto para 2019 que sea acorde a los ingresos genuinos que tiene Nacional. Trabajamos muy fuerte en los primeros 60 días con eso.

Hicimos una tarea muy minuciosa en cada una de las áreas del club y le dimos a cada una de ellas un objetivo específico. Una de las cosas que hice fue delegar a los responsables de cada área para que se tomen las mejores decisiones.

Logramos hacer cosas muy interesantes, creativas, como salir a buscar nuevos sponsors para cubrir los gastos. No tenemos el sistema financiero contable cien por ciento implementado, entonces nos cuesta un poco ver los números de todo el club, pero quincenalmente le damos una revisión y al cierre del mes obtenemos lo que pasó el mes anterior. Estamos dentro del presupuesto que habíamos establecido y creo que es una muy buena noticia porque de alguna manera ya se empieza a formar una base para comenzar el año que viene pensando de una forma distinta.

Todo lo anterior está muy conectado con lo que pasó en el ámbito deportivo. Debimos tomar dos decisiones muy difíciles; la suba de la cuota social y la no renovación de contratos -aunque finalmente se renovó a Gonzalo Bergessio-. Eso fue fundamental para balancear el presupuesto y que Nacional esté ahora pagando en fecha a todo su plantel y a todos sus funcionarios. Pero para eso también se necesita financiamiento, por lo que  estoy en tratativas con dos empresas inglesas para intentar acceder a flujos distintos.

La estructura financiera incluye la venta de jugadores por 3 millones de dólares durante el período 2019. Mi objetivo es potenciar a los juveniles para vender de buena manera.  Con respecto a lo deportivo, el foco en las formativas va bien. Y en ese sentido, me junté con casi todos los representantes y familias de los jugadores para explicarles el proyecto de Nacional. El caso más notorio quizá sea el de Santi Rodríguez; la tarea que se hizo fue muy buena. Santi en todo momento mostró la voluntad de firmar y yo creo que Pablo Boselli entendió el proyecto. Así como Santi explotó, yo creo que a muchos les va a pasar y Nacional va a tener un beneficio deportivo. Estamos trabajando con la comisión de Los Céspedes para financiar el área de formativas, algo que considero muy importante para que los chicos tengan apoyo nutricional, de psicólogos, etc.

En la parte deportiva, creo que arrancamos el Apertura de muy mala manera por distintos motivos. Nosotros entendíamos que el anterior cuerpo técnico había demostrado en Huracán y en Colón poder formar buenos equipos con el balance entre juveniles y referentes. Por otro lado, arrancamos muy bien la Copa Libertadores, aunque el gran objetivo del año es el Campeonato Uruguayo y ahí no nos fue tan bien. En el momento entendí que la decisión que tomé era la mejor para el club. El cuerpo técnico de Domínguez era extremadamente profesional y yo creo que dejó enseñanzas en los dos o tres meses que estuvo, pero hay que tomar decisiones viendo el final de la película.

La idea en el segundo semestre es tener cuatro juveniles consolidados, hoy en día hay cuatro titulares -Viña, Corujo, Neves y Santi-. Con respecto a la diferencia del estilo de juego entre Domínguez y Gutiérrez me parece que cada uno tiene su filosofía de juego, pero lo importante es que apoye y defienda el proyecto. Sobre la elección de Gutiérrez pensé que era muy importante que llegue alguien que conociera el club, el fútbol uruguayo y que fuera algo inmediato. No me arrepiento de mis decisiones porque al momento que las tomo, las tomo convencido, pero si me equivoqué, aprendo. Hoy tenemos una Supercopa, que fue el primer campeonato oficial que se jugó y estamos clasificados a octavos con 12 puntos habiéndole ganado a muy buenos equipos como Atlético Mineiro, que tiene un plantel que vale 50 millones de dólares.

En lo económico, el “salvavidas” de haber pasado a octavos, ¿qué tan influyente es?

Nosotros en el presupuesto habíamos calculado que al menos nos iban a ingresar 500.000 dólares. Cuando calculás un presupuesto tenés que agarrar el peor escenario, por eso tomamos los números de la Sudamericana y no de la Libertadores. Ahora es un millón, pero en ese millón hay retenciones de la Conmebol por lo cual a Nacional le quedan 320.000 dólares nada más, adicional a lo que teníamos en el presupuesto. Todo suma, pero no es algo que te salve la vida. Lo más importante está en lo deportivo, porque nos va a permitir mostrar de nuevo chicos de Nacional en una gran instancia de la Copa Libertadores. Ahora también nos quedan cinco finales por el Apertura para comenzar bien la segunda mitad del año.

En un momento no había caja en Nacional. Esa situación, con financiamiento externo y búsquedas financieras a nivel internacional, ¿hace que Nacional tenga un flujo que le permita moverse?

No. Todavía tenemos un déficit de caja importante. Lo que fuimos consiguiendo nos permitió ir apagando los incendios y empezar a operar de una manera más razonable, pero aún tenemos un faltante de caja muy importante. Pero al objetivo lo partimos en etapas: una era la renegociación con el Banco República que se logró, la otra era la renegociación con el  fideicomiso privado con el que ya teníamos relación que también se logró, y ahora estamos en una tercera etapa en la que estamos contactando al socio de Nacional y armando un proyecto en el cual los socios del club pueden integrar dinero y participar de la venta futura de jugadores.

En cuanto a los nombres de las personas que elige para ocupar los puestos, ¿está todo el equipo armado en los cargos gerenciales o restan áreas por cubrir con las personas que usted se siente identificado?

Siempre van a quedar áreas por cubrir porque a cada paso descubrimos algo nuevo y algo distinto. Arrancamos con un cambio comunicacional importante, que creo era fundamental y el socio lo siente y lo agradece. Dentro de esos cambios anunciamos “Nacional TV” hace un par de semanas. Todo esto es un desafío, porque después de incorporar a Martín Sarthou necesitamos más personas para terminar de cubrir esa área . Es muy importante salir a otros mercados, lo estamos haciendo pero a impulsos individuales y creo que es fundamental estructurar eso. Otro de los cambios que estamos implementando es designar una persona para que se encargue de toda la parte de mantenimiento de cada una de las áreas del club.

Otro tema importante es el de los sponsors. Antel ha sido un socio espectacular de Nacional, pero necesitamos en la medida de lo posible renegociar contratos porque entendemos que algunos de ellos están con cifras de hace tres o cuatros años y sabemos que podemos demostrar que Nacional vale más que eso.

¿El contrato de Antel era individual? ¿Cómo funcionaba?

Sí. Teníamos un contrato individual con Antel solo para el fútbol local, no para el ámbito internacional. Ese es otro tema, cuando salís al exterior y le querés vender a un sponsor internacional te preguntan qué impacto tenés. Eso lo estamos armando. Ahora se viene el sorteo de la copa, que es el 13 de mayo y luego tenemos dos meses para conseguir sponsor  sabiendo al mercado que vas. Es el momento de decir “Nacional vale tanto”.

¿Cómo está el tema de las obras del Gran Parque Central? ¿El proyecto es terminarlo o terminar los palcos y volver a analizar el proyecto?

Partimos el problema en dos. Niveles 0, 1 y 2 de la tribuna Delgado y del 3 al 6. Esto es porque entendemos que el palquista del 0, 1 y 2 ya disfrutó del palco, entonces es más fácil tener una conversación para proponer la extensión del vínculo a cambio de algún beneficio extra. Esa parte lleva aproximadamente cinco meses.

Los palcos de prensa van a demorar un poco más porque están ubicados en el nivel 4. Considero que vamos a llegar a reunir los fondos que necesitamos para arrancar la obra. Es fundamental arrancarla porque con la obra en marcha vuelve la credibilidad. La “Atilio” la vamos a ir terminando, pero faltan temas de áreas comunes, accesos, escaleras, ascensores. Lo mismo con la Abdón.

¿La conformación de la Comisión de Patrimonio y Obras ya está terminada? ¿En qué está el proyecto del club social?

Si, Eduardo Ache es el presidente de la CPO. Eso está funcionando y se está armando. Ahora estamos encarando el proyecto del club social que arranca en breve. El mes de mayo va a ser clave porque nos van a presentar la etapa final del proyecto con números. Va a arrancar una primera fase con gimnasios, sala de musculación, entre otras cosas en el ala de 8 de Octubre de la Sede. La segunda etapa es la parte de las piscinas. Todo esto dentro del predio de la Sede. Es un proyecto muy lindo.

El club social es fundamental, se está siguiendo la línea del club Urunday y el arquitecto que trabajó en ese club nos está ayudando. Además hay siete kilómetros a la redonda en los que no hay ningún complejo deportivo, el gimnasio más cercano es “Enfoque” de Andrés Scotti. Este tiene el plus que es del Club Nacional de Football, con el valor agregado de lo emocional.

¿En qué consiste el plan de Los Céspedes?

En Los Céspedes tenemos un plan maestro. La primera etapa es la remodelación de los vestuarios, armar una sala de musculación nueva y una zona de sanidad. Lo de las viviendas de juveniles es una discusión que yo puse en la mesa hace un tiempo y estamos analizando eso, viendo si el predio de Los Céspedes es un buen lugar para hacer una casa para los chicos como la que tenemos al lado de la Sede. Con respecto a la financiación de los vestuarios, ya tenemos gran parte de los fondos y estamos acudiendo a ex jugadores de Nacional para que nos ayuden en otros aspectos.

¿Cómo ven la proyección de Nacional TV?

Lo veo como un instrumento institucional. Si en algún momento podemos llegar a transmitir partidos sería fantástico, sería un cable del club, pero hoy lo veo como un canal de comunicación instituciónal. Empezar a mostrar este tipo de cosas a toda la masa social y que el socio se entusiasme con un Nacional distinto, con un Nacional del futuro. También lo veo como una fuente de ingreso, no solo por los 79 pesos mensuales sino porque nuestra idea es vender publicidad dentro de eso.

¿Cómo es tu relacionamiento con la prensa?

Tengo una muy buena relación con todo el mundo. Soy una persona calma y tranquila, pero soy selectivo en el diálogo. Yo creo en el diálogo constructivo, pero cuando ese diálogo se transforma en “te pego porque te tengo que pegar para agarrar audiencia”, eso no me gusta y no favorece al club. Por eso a veces hay algunos cortocircuitos, pero en líneas generales me llevo bien con la prensa.

¿Se podría haber evitado la manifestación en la AUF?

Nosotros monitoreamos las redes y lo que pasaba, tanto que la seguridad del club le comunicó a la AUF lo que estaba sucediendo. Lo que no conocíamos era el tenor de la movilización, de la protesta. Ya había pasado el 14 de marzo, que hubo una convocatoria previa. Nunca pensé que los árbitros iban a parar. Todos nos equivocamos, lo que yo no acepto es la dualidad de criterio.

¿Cómo se maneja Nacional con la AUF?

El representante en el consejo es el doctor Julián Moreno y Eduardo Ache va a seguir siendo el primer delegado porque Eduardo es la persona que más defendió al club en los distintos estamentos en los que le tocó estar en los últimos 20 años. En este momento de Nacional en la AUF, donde necesitamos a Eduardo es en la delegación, porque ahí es donde se discuten los grandes temas y donde toca defender a Nacional a muerte.

decano






SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta