Por decano.com
3 Oct 2015
entrevista

Nació en Montevideo, pero se crió y aún vive en San Jacinto. Sueña con ganar la Copa Libertadores. Es Alfonso Espino, lateral del glorioso Club Nacional de Football.

Mientras la mayoría de sus compañeros estacionan camionetas y autos de alta gama en las inmediaciones del Parque Central antes del entrenamiento, Espino llega caminando desde la Terminal Tres Cruces, luego del viaje que lo trajo a la capital desde su San Jacinto. Esta es su rutina diaria, cambiando el destino según donde sea el entrenamiento: Parque Central o Los Céspedes.

Antes el objetivo era uno: construirle la casa a sus padres. Con ese proyecto encaminado, ahora el obstáculo es otro: “No tengo libreta de conducir, pero ya estoy por sacarla”, dice el Pacha.

Alfonso Espino nació en Montevideo hace 23 años, pero desde muy chico vive en la ciudad del interior del departamento de Canelones. Su padre trabaja en un frigorífico y su madre es ama de casa. Es el mayor de tres hermanos varones, todos jugadores de fútbol (Andrés juega en Nacional y Marcos lo hace en Miramar).

– ¿Cómo te iniciaste en el fútbol?

– Jugué al baby fútbol en San Jacinto hasta la categoría de 12 años. A los 13 fui a Danubio. Después pasé a Huracán Buceo y luego a Miramar Misiones donde jugué desde sexta hasta cuarta división. Iba a subir a primera, pero quedé libre y llegué a Nacional.

– ¿Cómo se dio esa llegada a Nacional?

– Lo más importante es que me recibieron muy bien. Fue Matías Vecino quien me acercó al club cuando jugaba acá.

            Espino llegó a Nacional en el año 2012, pero debutó en la Primera División del tricolor recién el 1º de febrero de 2014 en la victoria 2 a 0 ante Racing por el Torneo Clausura en el Estadio Centenario. Fue titular y jugó los 90 minutos. Su debut internacional se dio en la Copa Libertadores 2014 en el empate 2 a 2 ante Atlético Nacional en Colombia. En su corta trayectoria ya suma tres títulos: Torneo Apertura 2014, Campeonato Uruguayo 2014-2015 y Copa ANCAP 2014 (torneo amistoso).

– Ya tenés tres títulos ganados con Nacional en menos de dos años jugando en Primera División. ¿Qué significa eso para vos?

Nunca me lo imaginé. Creo que es algo muy lindo porque todo juvenil sueña con llegar a primera y conseguir títulos. Y tiene más importancia porque se consiguen con Nacional que es el equipo más grande de Uruguay. Estoy muy contento de que en estos casi dos años de jugar en Primera me esté yendo tan bien. Es algo espectacular.

– ¿Qué significa jugar en Nacional?

– Es difícil de expresar. Creo que para todos nosotros que somos jóvenes jugar en el cuadro más grande de Uruguay es lo más lindo que hay. En cada partido que me toca defender esta camiseta es algo especial.

            En el invierno del 2010, todos los uruguayos amantes del fútbol nos vimos emocionados por la actuación de la selección uruguaya en el mundial de Sudáfrica. Espino no fue ajeno a eso y, aún siendo jugador de Miramar Misiones, revoleaba la bandera uruguaya en cada caravana que se armaba en San Jacinto luego de los logros celestes en tierras africanas.

            Hoy, el Pacha comparte plantel con cinco de los jugadores que consiguieron el cuarto puesto en aquella copa del mundo: Sebastián Abreu, Jorge Fucile, Sebastián Fernández, Ignacio González y Sebastián Eguren.

– ¿Qué significa tenerlos ahora de compañeros?

– Es algo muy lindo. En el día a día no te das cuenta, pero son personas muy importantes en la historia del deporte de nuestro país.

– Son referentes en el equipo. ¿Les pedís consejos?

– Intento sacarle el jugo a todos, no sólo a ellos sino que también a los otros referentes que hay en el plantel. Les pregunto de todo, pero ellos mismos te dan consejos. No necesita ni preguntarles. Siempre estás aprendiendo algo estando cerca de ellos.

– ¿Te imaginás jugando en la selección uruguaya?

– Obviamente que el sueño lo tengo. Todos soñamos con jugar en la selección, pero creo que todavía está lejos.

– ¿Quién es tu ídolo?

 

– Martín Cáceres. Me encanta como juega y siempre me vi reflejado en él.

– ¿Cuál fue el mejor día de tu carrera?

– El mejor día de mi vida fue cuando le ganamos la final del Uruguayo a Peñarol. (NdeR: se jugó el 14 de junio de 2015 con victoria tricolor por 3 a 2).

– ¿Y el peor?

– Lo más doloroso para mí han sido las eliminaciones en las copas internacionales: en la pre-Libertadores frente a Palestino en 2015 y en la Sudamericana 2015 ante Independiente Santa Fe.

            Esas eliminaciones han pesado mucho para Espino, pero tiene sed de revancha. Considera que el equipo está fuerte y, si bien quieren volver a ganar el Campeonato Uruguayo, la Copa Libertadores es la meta más deseada. “El objetivo está en la Copa Libertadores. Lamentablemente no se nos pudo dar en esta Sudamericana, según mi criterio por fallos arbitrales. Si se mantiene el mismo grupo que tenemos ahora, en la próxima Libertadores vamos a andar muy bien”, dice el Pacha, quien sueña con jugar en Europa, pero considera que tiene mucho más para darle a Nacional.  

Mateo Romano

decano.com






SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta