Por Diego Ávalo
13 Set 2020
Apertura2020

Se consiguió un triunfo importantísimo en casa que nos permite quedar solos en la cima de la tabla de posiciones.

Sin jugar bien. El equipo tuvo el mismo esquema táctica que en los partidos anteriores, con un 4-4-1-1 pero con alguna modificación de jugadores en la alineación. Ingresó Guzmán Corujo en la zaga y Claudio Yacob en el medio de la cancha. Agustín Oliveros pasó al lateral izquierdo y Armando Méndez bajó al lateral derecho. El partido comenzó de la mejor manera, con un gol antes del minuto para dar tranquilidad y serenidad. Sin embargo, no fue así. El equipo no conseguía tener la pelota y no lograba parar los ataques de Danubio por las bandas, sobre todo por la derecha de Nacional, en donde le hacían el dos a uno a Méndez que se vio superado y cometió varias faltas que le costaron la expulsión. A partir de allí, el partido fue todo del equipo de La Curva. Nacional corría detrás de la pelota y no lograba ganar en el centro del campo. Danubio triangulaba por las bandas y llegaba, aunque casi sin peligro salvo un par de jugadas en las que nuevamente Sergio Rochet estuvo muy bien. Por suerte para nuestros intereses, antes del final del primer tiempo vino una expulsión del rival de turno, lo que nos dio la posibilidad de emparejar en número de jugadores para el final de esa mitad y el segundo tiempo.  

Mejoramos para el segundo tiempo. El segundo tiempo Nacional tuvo una notoria mejoría. Se paró mejor para defender y Danubio ya no encontraba tantos espacios. El Bolso comenzó a retomar el control de a poco hasta que vino el segundo gol de Gonzalo Bergessio en una jugada que la aguantó, descargó, la fue a buscar, metió una sublime jugada para sacarse de arriba al defensor y definió cruzado. Ya no se encuentran palabras para alabar y describir lo de nuestro capitán que cada partido nos sorprende y nos hace sentir orgullosos por tenerlo como el líder de este plantel. A partir de allí, el Bolso se dedicó a cuidar lo obtenido y no pasó contratiempos hasta el final del partido que terminó ganando con tranquilidad.

Hay que seguir mejorando. Hoy se jugó mejor que en el partido pasado, pero sigue faltando en la contención. Insisto en que a Nacional no le queda cómodo jugar con dos volantes centrales y dos carrileros porque se le hace muy ancha la cancha y los rivales encuentran muchos espacios para manejar el balón. Se nos hace muy difícil contener a los rivales que siempre terminan las jugadas en nuestra área o alrededores. Creo que con una media cancha más poblada y más compacta se podría mejorar y recuperar el balón más cerca del arco rival para llegar con algo de aire a la última zona rival. Ojalá se pueda mejorar en este aspecto que es crucial para no pasar tantos nervios y apuros. Lo importante hoy es que había que ganar y eso se consiguió, lo que nos permite quedar como únicos líderes a la espera del pico que tiene que jugar Rentistas. Ahora se viene un partido de Libertadores y esperemos continuar con la misma racha con la que habíamos comenzado el máximo torneo continental.

¡Arriba Nacional!

Diego Ávalo
decano
 





SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta