Por Diego Ávalo
1 Set 2019
Intermedio2019

Nacional dominó de principio a fin el partido y le hizo tres goles a su tradicional rival. Y pudieron ser muchos más.

Cambio táctico. Álvaro Gutiérrez dispuso un cambio táctico para enfrentar a Peñarol, dando ingreso a Felipe Carballo en el medio de la cancha y dejando afuera a "Pitu" Barrientos. Desde allí comenzó a ganar la batalla táctica y el partido. La función de Felipe era presionar el primer pase cuando el rival salía con la pelota dominada.

Por momentos era sobre Gargano y por momentos sobre Pereira. Atrás de él quedaban siempre bien parados y con un equipo  balanceado, Gabriel Neves y Rafa García. Esto hizo que Peñarol no tuviera un juego fluido en el centro del campo. Sabemos que si dejamos jugar a Gargano distribuye muy bien el juego y desde sus pies salen la mayoría de los ataques. Hoy no pudo gracias a esa estrategia del DT tricolor.

Además el equipo estuvo enchufado y ganó en todas las divididas, lo que fue haciendo una diferencia creciente a nuestro favor. Cuando parecía que el partido se complicaba por la lesión del goleador Gonzalo Bergessio vino una gran jugada y el primer gol del Chory. A partir de allí la diferencia futbolística y anímica se acrecentó y el Bolso consiguió rápidamente el segundo con un golazo de 35 metros nuevamente de la figura del partido, Gonzalo Castro. La paró de pecho y la agarró de volea para clavarla en el ángulo. Impresionante. A partir del segundo hubo varias jugadas para convertir, pero en algunas ocasiones la mala fortuna y en otras la mala definición, hicieron que el partido fuera al descanso con una ventaja de dos goles.

Superioridad de principio a fin. El segundo tiempó comenzó como el primero. Sebastián Fernández ingresó por Matías Zunino que terminó con una lesión muscular la primera mitad y cumplió de gran manera la tarea de cubrir la banda derecha y proyectarse al ataque. Nacional estuvo algo replegado esperando salir de contragolpe y nuevamente generó varias ocasiones para convertir el tercer tanto. Hasta que en una jugada, el Chori levantó un centro desde la izquierda, la pelota fue rechazada por la defensa aurinegra, pero cayó en los pies de Cotugno que remató al arco y su remate se desvió en Felipe Carballo, lo que descolocó al golero mirasol y puso la cifra definitiva en el partido. La diferencia futbolística fue enorme y de haber apretado el acelerador se pudo convertir algún gol más.

Paliza Tricolor. El partido fue una paliza futbolística. Nacional lo ganó desde lo anímico y desde lo futbolístico. La estrategia del Guti dio resultado y los futbolistas estuvieron a la altura para darle una paliza a Peñarol. El objetivo se cumplió. No sólo se descontaron puntos sino que se superó al rival por un punto en la Tabla Anual. Se cortó una racha que venía desde hace un tiempo con autoridad y con rendimientos muy buenos de la mayoría de los futbolistas de Nacional. El punto más alto fue el de Chory Castro sin dudas, pero además se destacaron Felipe Carballo, Mathías Viña,  Guillermo Cotugno y Guzmán Corujo. Nacional ganó con autoridad y ahora el rival de todas las horas nos mira desde abajo en la tabla más importante del año.

Hoy más que nunca, ¡Nacional para todo el mundo carajo!

Diego Ávalo
decano








SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta