Por decano
22 Nov 2018
Elecciones2018
Fuentes

Los temas de interés para el asociado en entrevista exclusiva.

¿Por qué elegiste ser candidato?

Elegí ser candidato porque creo que hoy más que nunca Nacional necesita gente que quiera al club, que esté dispuesta a estar en el frente de batalla y a dar una mano porque está en una situación difícil. Consideré que -después de haber estado tres años fuera de la política y haber visto las cosas con mucha más subjetividad que cuando uno está en el “microclima”- hay cosas que se pueden mejorar.

Empezó siendo el proyecto que acompañaba al Chino. Pero cuando el Chino decidió no presentarse, ese grupo de gente que venía trabajando con nosotros me pidió que encabezara la lista y acepté porque hay un gran espíritu de equipo, un equipo con mucha experiencia y con el que me sentí muy cómodo desde el primer momento y esa es parte de nuestra fortaleza, el equipo que tenemos.

¿Cuál es la situación general del club?

Es una situación difícil, pero no imposible de recuperar. Si uno analiza el pasivo del club, Nacional tiene hoy veintiocho millones de dólares de deuda, de los cuales hay siete que son del Parque. Un club con un pasivo de alrededor de veinte millones tampoco es una tragedia cuando tenés ingresos genuinos por once o doce. Deber no es ningún problema, el problema es no pagar y para eso están las líneas de crédito de los bancos. Las empresas tienen línea de crédito, por lo que no es dramático.

Esto no quita que la situación sea complicada porque también está el tema del Parque, el 20% de ese pasivo es el Parque y a su vez para poder terminar la obra se precisan cinco o seis millones más. Pero en cuanto a los números del club me parece que rápidamente se pueden equilibrar, porque por ejemplo en la parte deportiva, a fin de año vencen catorce contratos; algunos no se renovarán y otros se deberán renegociar. Y desde allí aplicar una política austera, ajustando los sueldos a la realidad del medio. Por ejemplo, si un jugador de más de treinta y tantos años gana más de treinta mil dólares y el técnico quiere que se quede, tendrá que aceptar ganar menos, porque sabe que a esa altura de su carrera no va a ganar ese dinero en ningún lado, en ningún otro equipo en este país y tampoco tiene ya la posibilidad de ir al exterior y tenemos muchos ejemplos de esos.

De todas formas lo más complicado, insisto, no es el pasivo, sino el hecho de que Nacional tiene cedidos muchos de los ingresos futuros, entonces eso hace que generes un cuello financiero y es allí donde está el problema, no en lo económico. Nacional no tiene ningún problema desde el punto de vista económico, tiene activos muy importantes y un patrimonio aceptable -por más que se ha ido deteriorando- pero sí tiene problemas de financiamiento, porque le falta liquidez, porque todo está cedido y lo único que va quedando son los excedentes después de que se cobran: los contratos de televisión, las butacas, los palcos, todo eso lo van cobrando los bancos, los particulares y lo único que te queda para manejarte son esos excedentes.

La buena noticia es que el año que viene la Copa Libertadores va a pagar más y creo que con algunas medidas prácticas se puede bajar el presupuesto sin que eso deteriore la capacidad deportiva.

¿Algo más que quisiera decir sobre cómo ve el estado de situación del Gran Parque Central?

Nuestra propuesta no incluye cambiar a los que hoy están al frente del Parque, porque parte del problema que nosotros tenemos hoy fue por los cambios de proyecto y de los profesionales que lo llevaban adelante. Cuando a través de una asamblea se decidió cambiar el proyecto del Parque, Nacional debió hacerse cargo de todos los profesionales que estaban antes. Además se tomaron otras medidas ya que, por ejemplo, el nuevo proyecto no contemplaba palcos en la Abdón Porte y en la Scarone y a esos acreedores se les canjeó aquella ubicación por palcos en la Atilio Garcia y en la Delgado que son más caros y allí se perdió dinero.

En el nuevo proyecto no estaba estimada una cimentación nueva para la Delgado y eso generó otros dos millones de dólares de inversión, la obra se fue demorando en el tiempo y eso significó casi un millón y pico más por las cargas salariales; se contrató a una empresa que era la más barata, esta se fundió y se debió negociar directamente con el PIT-CNT para que terminara y eso significo dos millones de dólares más, es decir, hubo una cantidad de factores que provocaron que la inversión pasara de los diecinueve millones estimados a prácticamente treinta.

Ahora bien, desde el punto de vista edilicio la obra está en un 90%, lo que resta de construcción equivale a cinco o seis millones de dólares más. Pero a tan poco de finalizar no parece oportuno volver a cambiar. Hay un viejo refrán que dice “no se cambia el jinete en el medio del río” , considero que justamente lo que hay que hacer es comprometer a las personas que están a que terminen el proyecto y esa es nuestra intención.

¿Cómo visualiza lo que se ha hecho en Los Céspedes?

Excelente, ahí hay una comisión que traspasa los grupos políticos. Tuve la posibilidad de ver una presentación de las futuras obras, será necesario apelar a los socios que contribuyan con el mecenazgo que es vital para que Los Céspedes siga creciendo. Pero la evolución que ha tenido en los últimos años gratifica. Quedan cosas por hacer como hacer vestuarios para formativas, un gimnasio multiuso, etcétera. Pero hoy están rellenando toda la parte de atrás con tierra que consiguieron que les donaran y la verdad está quedando bárbaro.

En cuanto al club deportivo, ¿cuál es su opinión?

Podría decir lo políticamente correcto y lo que seguramente algún voto atraería si afirmara: “Vamos a tener un proyecto de club social”, pero es como que yo quiera comprarme un BMW cuando no tengo para pagar el alquiler. Hoy la prioridad es equilibrar las cuentas y terminar el Parque Central.

La prioridad del Club Nacional de Football es el fútbol y ahora también el básquetbol afortunadamente y luego en menor medida los deportes menores, pero no los negocios inmobiliarios. Cuando queremos hacer cosas que no sabemos manejar, nos metemos en problemas.

No está en nuestro plan de gobierno convertir la sede en un spa ni en un edificio de apartamentos. Participé en algunas reuniones de ese proyecto y sé lo que genera -en aquel entonces se proyectaban unos 40 o 50 mil dólares por mes-, que para mi gusto no es nada comparado con los problemas que nos puede ocasionar.

¿Cómo analiza la situación deportiva actual?

Nuestra idea es mantener al Cacique Medina en la conducción del primer equipo. Considero que es una de las personas - de las que yo he conocido en el fútbol- que mejor entiende el negocio del fútbol, entendiendo por negocio todas las aristas que tiene. Porque sabe cómo manejarse con la prensa, con los jugadores, con los jueces, sabe manejar un montón de aspectos porque tiene muchos años en esto y porque es inteligente.

Pero además conoce el club y conoce las debilidades del club, no es casualidad que Medina haya promovido tantos juveniles. Oliva no estaba en los planes de nadie y sin embargo Nacional lo vendió, se podrá debatir si lo vendió bien o mal, pero la realidad es que valorizó a un jugador. Otro caso es el de Ocampo, quien puede llegar a ser otra pieza importante. En ese sentido pienso que Medina es un muy buen gerente general, porque entiende qué es lo que se necesita.

Lo otro que considero que debemos hacer es un análisis desde Baby fútbol hasta Primera y para eso nosotros contamos con la sapiencia y la experiencia del “Chino”, que nos puede dar esa visión, ya que tiene muy buen ojo para detectar jugadores y estamos muy esperanzados de que eso nos posibilite ir captando jugadores con proyección que nosotros podamos catapultar de alguna manera y que mañana puedan ser una fuente de recursos para el club. Porque insisto, Nacional necesita vender jugadores. El modelo de Nacional, sin ventas y transferencias está acabado, excepto que bajes drásticamente el presupuesto deteriorando el poderío deportivo. De lo contrario necesitás vender por un valor de entre 4 o 5 millones de dólares por año y si tenés la suerte de recaudar eso con una sola venta, mucho mejor, pero sino pueden ser 4 o 5 de un millón. Y creemos que Recoba nos puede dar esa garantía. Nacional en formativas trabaja muy bien y las cosas que están bien no se cambian, en todo caso se mejoran, la idea no es llegar con ese criterio fundacional de que ahora como viene uno todo lo anterior está mal. Creo que ese es un error muy grosero. Hay muchas cosas que se vienen haciendo muy bien desde hace mucho tiempo.

¿Se mantendrían roles que hoy existen dentro del club? ¿Se cambiarían nombres?

La estructura sí, quizá hay que mirar un poco más. ¿A qué roles te referís?

La gerencia general, el director deportivo.

Sí, los cargos sí, lo que hay que tener es un equipo con mucha personalidad, con mucha experiencia y con conocimiento. Con “conocimiento” me refiero a gente del fútbol, que tenga la habilidad para detectar jugadores, para manejarse con el plantel, para tener una relación con el plantel, para ver las necesidades que hay, para ir proyectando a los jugadores que pueden faltar en el futuro del plantel principal.

¿Cómo se piensa nombrar a los equipos de trabajo? ¿Cuál va a ser el criterio para nombrar a los encargados de cada área?

Lo que Nacional necesita es cuidar a la gente capaz, esté o no de acuerdo con tu filosofía de conducción. Es decir, yo recuerdo que en la elección que perdí con Ache, cuando ellos fueron a distribuir los cargos yo le dije que no quería ninguno, que si él ganó la elección, le correspondía definir los cargos.

El que gana gobierna y en todo caso la oposición controla, pero no se puede permitir que el que gane no gobierne, porque el socio eligió una manera de conducción y esa es la que tiene que llevar adelante el club, el resto tiene que acompañar.

Respecto al área deportiva, la conformación del plantel y los equipos de trabajo, ¿cuál es el plan de Uds.?

Las políticas surgen de la directiva. Pero llevarlas a cabo y elegir a los jugadores es potestad del área deportiva. Un dirigente no puede elegir a los jugadores, ni al técnico, pero sí tiene que elegir al Director deportivo.

Por otro lado, debe haber también políticas de la institución: por ejemplo, los planteles tienen que tener al menos unl 50% de sus jugadores formados en el club. Entonces eso lo tenés que plantear a la hora de elegir al técnico, y si no está de acuerdo con eso que venga el siguiente, pero debe ser una política del club porque sino el técnico te trae 8 jugadores, después se va, quedan esos ocho y siguen estando postergados los jugadores del club. Las crisis generan oportunidades, esta es la oportunidad de empezar a mostrar a los jugadores del club.

A nivel de formativas, las propuestas de la lista 20, ¿cuáles serían?

A nivel de formativas tenemos en la lista a Bari Monzeglio, que fue el presidente de las formativas cuando Nacional salió campeón de la Copa Libertadores Sub 20, y tenemos a los delegados y los integrantes de la mesa y conocemos al detalle todo lo que hay.

Por ejemplo es unánime la opinión sobre el trabajo de Taramasco, ha hecho un muy buen trabajo. Nacional está a la altura de los mejores equipos en formativas y no vamos a cambiar lo que está bien. Y cuando uno habla de formativas, también habla de cómo proteger y cuidar a los juveniles.

Respecto al relacionamiento Nacional - AUF, ¿cuál será la estrategia?

Nacional tiene que estar, eso sin dudas. Nacional representa a la mitad del país.

¿En todos los órganos?

Claro. Podés jugar para la tribuna y decir que “nos perjudican”, pero hoy Nacional tiene presencia en todos los puestos de la AUF y con personas que se supone que son los que tienen más experiencia y están más preparados.

Considero que donde se juegan los partidos y donde se definen muchas veces los campeonatos es en los tribunales y ahí hay que tener cuidado a la hora de la conformación.

En el Colegio de Árbitros: ¿presencia o no de Nacional? ¿Seguimiento cercano a lo que pasa en ese mundo?

Eso es vital, ahí es donde tenés que estar siempre con los dos ojos y las dos orejas pendientes de todo lo que pase y que sientan el aliento en la nuca, eso está claro.

¿Hay algún reproche hacia el colegio hoy en relación a cómo se ha manejado?

No. Yo creo que muchas veces los que hacen alarde, gritan y se quejan no son los que obtienen mejores resultados, a veces se logran mejores resultados al hacer las

cosas de manera silenciosa y no hablando para la prensa. Creo que en todos los órdenes, las mejores gestiones son las que se hacen con perfil bajo.

¿En el área de comunicación, interna y externa, hay un plan, hay gente que ya está trabajando?

El mundo ha cambiado, el mundo del fútbol ha cambiado mucho y Nacional requiere aggiornarse también en todo lo que hace a la comunicación. Las redes sociales por ejemplo hoy prácticamente gobiernan, para bien o para mal pero así es, entonces es vital tener una estructura adecuada a eso. Una de las áreas en las que vamos a poner especial énfasis es en todo el tema de la comunicación.

Sobre marketing, ¿algo para agregar?

Tenemos gente muy valiosa en Nacional, gente que trabaja muy bien, pero el mundo cambió y hoy el fútbol no tiene fronteras, entonces necesitamos estar atentos a eso y contar con gente con esa mentalidad.

¿Y hay personas dentro del equipo a las que ya visualiza con esa tarea concreta?

Para eso no, para eso lo que nosotros pensamos es que hay que tener profesionales, contratar a los mejores. Hoy esos roles son tan importantes como tener un buen volante o un buen diez, porque hacen a la vida del club. Pero sin descuidar lo que tenemos en casa, Nacional ha crecido mucho y a veces justamente no sé si se cuenta con todas las herramientas para acompasar ese crecimiento.

Prensa y medios: ¿cuál será la estrategia institucional?

La aspiración es que sean objetivos a la hora de emitir un juicio. Y nuestro objetivo es que el club no sea bombardeado o difamado injustamente, pero si en un partido jugamos mal y el periodista dice que jugamos mal, está para eso.

Tampoco permitiremos que solo se hable de las cosas malas del club, un ejemplo, ¿habías visto alguna vez que se hiciera tanto énfasis en la parte económica financiera de Nacional como estos últimos tiempos? Las encuestas en las redes sociales dicen que a los socios les interesan o preocupan más los problemas económicos que los deportivos y siempre fue al revés. Y se debe a que hay una campaña en la que se está mirando todo lo malo de Nacional. A ver, Peñarol debe 25 millones por el estadio, creo que pagó una cuota y nadie dice nada. Tuvieron una picardía, que Nacional la supo tener y es que tienen esa deuda separada de los libros del club.

Para mí fue un error estratégico muy grande juntarlos, porque Nacional ha hecho sus cosas siempre separando: cuando se hizo la primer reforma en el Parque se hizo con fideicomiso, “Los Céspedes” tiene cuenta separada, porque lamentablemente en el fútbol se trata de cubrir la urgencia diaria y no se mira a largo plazo como sí se hace en este tipo de proyectos (Parque, “Los Céspedes”), entonces para mí fue un error y eso es lo que hace que todo el mundo hoy esté hablando de Nacional, porque sino estaría separado.

¿Cuáles son las intenciones respecto al básquetbol y el resto de los deportes menores?

El básquetbol hoy se ha ganado un lugar importante y, yo creo que de eso no hay marcha atrás. Además estamos muy orgullosos porque Turcatti ha sido un factor importantísimo para eso. El básquetbol se autofinanció, porque hizo una sobre cuota que representa el 75% del presupuesto. Además lleva mucha hinchada y es hoy por hoy el segundo deporte nacional. Los otros deportes se van a ir acomodando y ayudando de acuerdo a las posibilidades de Nacional.

Hablemos de la defensa de la historia: ¿hay una estrategia?

La defensa de la historia es permanente, es decir ahí nunca vas a terminar de ganar, porque es una discusión eterna. Lo importante es estar atento para que no tergiversen la historia y que determinado relato no se imponga.

Queremos preguntar sobre la unidad interna: ¿cómo se piensa manejar el tema de las diferentes corrientes para crear el mejor clima posible?

Creo que eso depende de las personas, quiero pensar que me estás preguntando con respecto a la directiva.

Sí y al funcionamiento del club, que sea armónico y unido.

Sin dudas, porque es muy crítica la situación, pero hay ejemplos de unión. Por ejemplo lo que ya mencioné de la comisión de “Los Céspedes”, que es un ejemplo a seguir.

Ante una situación de crisis como esta, no hay otra opción que unirse, porque sólo no va a salir nadie y tampoco va a poder salir si otro lo vive bombardeando. Entonces así como dije que es muy loable y es un mensaje muy fuerte que haya cuatro listas para presentarse a las elecciones de Nacional en una situación muy crítica me parece que esas tres listas, esas 200, 300, 400 personas que andan en la vuelta, deben estar dispuestas a dar su tiempo para ayudar a Nacional y sería un desperdicio que después terminemos peleando todos.

El relacionamiento institucional con los contratistas, ¿cómo será? ¿Hay algún plan con respecto a eso?

Nuestra prioridad es que Nacional firme el contrato sin cláusula de rescisión, como era antes; si voy a firmar con un juvenil a 3 años, ese jugador va a estar en la lista de retención, no se puede transferir si el club no da el consentimiento.

Los representantes empezaron a poner cláusula de rescisión -en general baja- porque nos vendieron la idea de que si poníamos una cláusula más alta teníamos que pagar salarios demasiados altos y eso es mentira. Por ejemplo, Araujo, el juvenil de Boston River, se fue a Barcelona y su cláusula de rescisión es de 100 millones de dólares y yo no creo que le paguen un salario de 100 millones.

Entonces nosotros entramos en esa, y fue así como vinieron y se llevaron al “Diente” López por ejemplo, porque estábamos en una situación embromada y la necesidad tiene cara de hereje.Dejamos que eso pasara pero además ellos aplicaron la cláusula y se lo llevaron.

Lo que yo digo es como política del club, renovar los contratos de juveniles con la suficiente antelación, porque la vidriera Nacional vale mucho. Si no renovás entonces lamentablemente no te vamos a poder seguir mostrando. No podemos seguir

prestando nuestra pasarela para que vos cotices al jugador y te lo lleves y cada vez haya representantes más millonarios y clubes más pobres.

Pero todos tenemos que entender que es la manera de proteger al club y que algún daño nos puede generar; nos puede generar que no nos traigan un jugador, que un juvenil no quiera renovar, pero si de una vez por todas no nos plantamos firme ante eso vamos a seguir asistiendo a la sangría de los buenos jugadores. Entonces esa debe ser una política del club, que cuando vengan a negociar con Nacional sepan que esas son las reglas de juego.

En su momento se puso como condicionamiento que se negocia sólo de club a club, que el contratista puede hacer de intermediario pero..

Eso es políticamente correcto pero en los hechos no se da. Nacional negoció de club a club a Coates en su momento, pero los representantes hoy por hoy están y además FIFA los avala y los protege, entonces es casi imposible en algunos mercados ingresar si no tenés representante. Eso no quiere decir que te regales con el representante y dejes que se lleve al jugador sin más, pero para poder defender al club necesitás tener un club saneado.

Hay algún tema del que no preguntamos y respecto al cual le gustaría dejar un mensaje.

El mensaje es que Nacional está en un momento complicado y ser socio de Nacional es un honor, pero también implica una responsabilidad. Les pediría que vayan a votar, que es una manera de mantener a la institucionalidad del club, de demostrar lo grande que es.







SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta