Por Analía Filosi/El País
9 Jun 2018
Historia

La película "Sangre de Campeones" falla en el rubro información y eso en un producto que pretende quedar como testimonio histórico, es un defecto imperdonable.

Sangre de Campeones

Si fuera alguien que no tiene mucha idea de la historia del fútbol uruguayo, quizás me iría del cine muy conforme. Sentiría que he asistido a una muy buena recreación de tres grandes triunfos del fútbol celeste: Colombes, Ámsterdam y Mundial del 30. Imágenes de archivo muy bien tratadas y muchas de ellas desconocidas, sonido perfecto, testimonios adecuados para reconstruir lo sucedido a principios del siglo XX y el recurso de los dibujos de Óscar Larroca. Estos últimos son muy útiles y didácticos para poner en imágenes aspectos de los que no hay otro tipo de registro, como ser cuando, a manera de prólogo, se cuentan los orígenes del fútbol o se recrean situaciones de la campaña celeste de las que no hay material fotográfico o de video. El recurso de apelar a testimonios solo con las voces de los periodistas o historiadores, sin ver sus rostros, cumple en parte con eso de darle más protagonismo a la historia que a quien la cuenta, aunque a veces se mezclan demasiadas voces, se hace confuso, y hay algunas que ni siquiera se identifican (como el nombre de la niña que era la "mascota" celeste). La película igual podría resultarme redonda y muy buena, pero como hincha de Nacional sé que me están contando la mitad de la historia. No sé si por evitar polémicas, no se aclara que la liga que aportó jugadores a la selección fue la que integraba Nacional (en ese momento, había dos ligas en Uruguay y en la otra estaba Peñarol); no se menciona que Atilio Narancio, el dirigente que hipotecó su casa para que los celestes pudieran ir a Europa, provenía del Club Nacional de Football, institución clave para organizar el Mundial del ‘30 (otra omisión); ni se dice que Héctor Scarone fue figura clave del equipo tricolor, cuando sí se informa que José Nasazzi provenía de Bella Vista; entre otras omisiones y errores (resultados de partidos). La película falla en el rubro información y eso, en un producto que pretende quedar como testimonio histórico, es un defecto imperdonable.

Título original: Sangre de Campeones Directores: Sebastián Bednarik y Guzmán García | Género: Documental | Origen:Uruguay | Duración: 75' | **

Isla de perros

La técnica utilizada es la animación (stop motion), pero lo que se cuenta es una historia para adultos. En un futuro, un niño de 12 años viaja a una isla a la que han sido confinados todos los perros del Japón por decisión de un gobierno autoritario. La razón es que están enfermos, pero hay quienes sostienen que hay cura. Lo que sigue es la aventura del niño junto a cinco perros, cuatro de "buena familia" y el quinto un callejero, contada al mejor estilo Wes Anderson (El Gran Hotel Budapest, Magic Kingdom). Sus seguidores saben que encontrarán mucho humor absurdo y referencias irónicas, pero saben también que por lo general hay un hilo conductor con cierta lógica. Es lo que sucede en esta gran historia que se nutre de muchos lados (animé, peleas al estilo cómics, encuadre de leyenda) y que es una de las más "aptas" para todo público de este realizador.

Título original: Isle of Dogs | Director: Wes Anderson | Voces de: Bryan Cranston, Edward Norton, Koyu Rankin, Bill Murray, Jeff Goldblum | Género: Animación/Comedia/Aventura | Origen: Estados Unidos| Duración: 101' | ****

Rescate en Entebbe

En 1976, un avión de Air France que viajaba de Tel Aviv a París fue secuestrado por un comando militante en favor de la lucha palestina y desviado al aeropuerto de Entebbe, Uganda. El gobierno israelí, con Ytzhak Rabin como Primer Ministro y Shimon Peres como Ministro de Defensa, planificó un rescate de rehenes. La historia ha sido contada en películas de TV, pero ahora llega al cine de la mano del director de Tropa de Elite. El relato se reparte entre varios protagonistas: los terroristas, entre los que había dos alemanes; los pasajeros; los gobernantes y militares responsables del rescate, y la novia de un soldado israelí que ensaya una obra que sirve como interpretación artística de lo que está ocurriendo. Esta forma de contar le da agilidad al relato y, como contra, quizás no termine de involucrar al espectador con ningún personaje. Igual no va en desmedro de la atención que logra concitar, que va más de la mano de los diálogos que de la tensión, que debió ser más.

Título original: Entebbe | Director: José Padilha | Elenco: Rosamund Pike, Daniel Brühl, Eddie Marsan, Ben Schnetzer, Kamil Lemieszewski, Denis Menochet | Género: Thriller/ Drama/ Acción | Origen: Reino Unido | Duración: 107' | ***

Analía Filosi
elpais.com.uy






SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta