Por decano.com
1 Feb 2018
Libertadores2018
Triunfo

El triunfo en Chapecó vale mucho más que tres puntos.

Siempre se necesita ganar en Nacional, pero algunas veces es más importante que otras. Y la victoria de este miércoles está entre las de más peso. Es que Nacional venía muy golpeado deportiva e institucionalmente. Primero porque caer en dos clásicos en una semana afecta a cualquier club grande. Si venís de no lograr el último campeonato, más todavía. Además el periodo de pases ha teñido vaivenes insólitos que todos tenemos presentes y que no es necesario recordar.

Entre toda esa situación deportiva, se mezcla lo institucional y, lo más acusiante, lo económico. Nacional necesita pasar a la próxima ronda para recibir una inyección de dinero que se le viene negando. Si eliminamos a Chapecoense volveremos a enfrentar otro playoff para luego si, de vencer, meterse en los grupos de la Copa y tener tranquilidad económica.

Por todo eso este triunfo ha sido un vaso de agua en el desierto. No nos asegura llegar a destino, pero da la paz mínima necesaria para enfrentar lo que se viene.

El próximo objetivo será el debut en Torneo Apertura. El sábado enfrentaremos a Torque con ánimos renovados. Eso es muy importante.

decano.com

Foto: nacional.uy







SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta