Por decano.com
26 May 2015
GPC

Un 27 de mayo de 1900, el Gran Parque Central recibía por primera vez al equipo que habría de teñirlo de anécdotas, gloria y gestas inolvidables.

A pesar de haber sido inaugurado dos días antes, con un partido entre dos equipos ya desaparecidos, la verdadera historia del Gran Parque Central comenzó a gestarse cuando el novel club de “los nacionales” -que ni siquiera había sido aceptado aún en la Asociación- solicitó el uso de una de las dos canchas del complejo recientemente inaugurado.

El Gran Parque Central fue edificado como un moderno escenario deportivo en el campo cedido por el directorio de la empresa del tranvía “A la Unión y Maroñas”, en camino Cibils casi 8 de Octubre. Contaba con cuatro canchas de tenis, además de las dos reservadas para la práctica de fútbol. A la primera de ellas se ingresaba por camino Cibils y le fue cedida originalmente al Deutscher Fussball Klub, la otra, con acceso por 8 de Octubre se le entregó “a los marinos de los buques de guerra ingleses surtos en nuestro puerto”.

Fue esta última la que Nacional solicitó para disputar un partido, el domingo 27 de mayo de 1900 ante el Deutscher. El encuentro finalizó con empate a uno, y el gol de Nacional fue anotado por Ernesto Caprario.

Desde ese día, Nacional adoptó el campo como propio y el Gran Parque Central inició su camino de leyenda.

Ernesto Flores

decano.com






SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta