Por decano.com
13 Abr 2015
aniversario

Vino al mundo un 14 de abril de 1920, seguramente con un bolsillo cosido a su corazón.

Vino al mundo un 14 de abril de 1920, seguramente con un bolsillo cosido a su corazón. Al abandonar el plano físico, 71 años después, lo hizo con, entre otras cosas: ambos tobillos y el maxilar  fracturados, rotura de ligamentos de rodilla derecha, fracturas también en los dos brazos, un hundimiento de pómulo y el cariño y la admiración de toda la hinchada bolsilluda que lo erigió en un símbolo de entrega, calidad y guapeza. 

Entremedio consiguió nueve campeonatos uruguayos (1940, 1941, 1942, 1943, 1946, 1947, 1950, 1952 y 1955), seis torneos de Honor (1940, 1941, 1942, 1943, 1946 y 1948) dos "Torneo Competencia" (1945 y 1948) , el Cuadrangular de 1956, dos copas "Aldao" (1940 y 1946), un campeonato sudamericano de selecciones (1942), la Copa Río Branco -con Uruguay- en dos ocasiones (1946 y 1948) y un Mundial (1950).

 A ver si nos entendemos, el Mono no era un "recio marcador de punta", era un jugador de fútbol, con todo lo que eso implica. Jugó en casi todos los puestos del campo y en todos se destacó. Un jugador completo y encima, guapo.

 Suele asociarse al Mono con el instante final de Maracaná , brazos en alto en busca de la pelota que está en el aire y también con el pre-partido de ese día cuando sentenció "Los de afuera son de palo". Yo me quedo con el Gambetta jugador de clásicos, aquel que un 5 de setiembre de 1948, con el tricolor imponiéndose 2 a 0 sobre Peñarol (a pesar de haber jugado con 10 hombres desde el minuto 12 debido a la temprana expulsión de Walter Gómez) a los 42 minutos de la segunda mitad y en respuesta a las airadas protestas del manyaje al habérseles sido sancionado un penal en contra, lo patea afuera a propósito, al tiempo que sentencia "No lloren más, no lo necesitamos para ganarles"

Afortunadamente hace pocos meses, merced a la encomiable labor de nuestra Comisión de Historia y Estadística, pudimos recuperar para el mundo el relato del histórico clásico citado anteriormente, en la voz de Duilio De Feo. Compartimos con ustedes el histórico penal marrado por Schubert Gambetta

Click aquí para escuchar el relato.

 
¡Feliz cumpleaños Schubert Gambetta!


Wilmar Everton Cardañas 
decano.com






SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta