Por decano.com
8 Jun 2014
efemérides

Hace noventa años el fútbol uruguayo mostraba al mundo su carta de presentación. Detrás de este primer logro hubo un fuerte apoyo dirigencial y futbolístico del Club Nacional de Football

El 9 de junio ha sido proclamado como "Día del Fútbol Sudamericano" en homenaje a la primera conquista internacional del fútbol del continente, acaecida el 9 de junio de 1924 en Colombes, Francia. El seleccionado uruguayo -único representante de Sudamérica- habría de coronarse campeón en los Juegos Olímpicos de ese año tras derrotar a Suiza por 3 a 0.

Finalizado el partido, los uruguayos dieron una vuelta alrededor del campo, en señal de agradecimiento al público francés que se había transformado en un seguidor entusiasta de los uruguayos. Con este gesto inventaron la "vuelta olímpica".

Los celestes llegaron a Colombes tras el cumplimiento de la promesa efectuada por el Dr. Atilio Narancio -considerado "el padre de la victoria"-, quien se había comprometido con los futbolistas a "llevarlos a París" si obtenían el Campeonato Sudamericano de 1923. El Dr. Narancio, presidente de la AUF en ese entonces, fue -con apenas 16 años- uno de los socios fundadores de Nacional.

Nuestro club, con seis jugadores cedidos al combinado, se transformaría -como lo ha sido a lo largo de la historia- en el equipo que más jugadores aportó a la selección y en la base de la misma.

“Más de cuarenta mil personas desbordaron el Estadio Olímpico de París el miércoles 9 de junio de 1924. Con el arbitraje del francés Marcel Slawick dio comienzo la final que enfrentaba a suizos y uruguayos. El dominio de los celestes fue total. El primer gol llegó de los pies de “Perucho” tras asistencia de Cea. Luego de dejar por el camino a al dos defensas suizos, con un remate potente dejó sin asunto al golero Pulvez. Apenas corrían nueve minutos de iniciado el partido. El primer tiempo terminó con este resultado parcial, que pudo haber sido mayor de no habérsele anulado otro gol a Petrone por offside y si el juez hubiese cobrado un penal que le cometieron a Scarone.

El segundo tiempo encontró a los helvéticos tratando de vulnerar el arco custodiado por Mazali, pero se encontraron invariablemente con una defensa bien plantada, con un despliegue espectacular del capitán José Nasazzi. Veinticinco minutos después de reiniciado el partido, el “Vasco” Cea dispara al arco un tiro que rechaza Pulvez, Cea mismo toma el rebote y convierte el segundo gol uruguayo.

Pero faltaba el gol con sello tricolor, que viene desde un córner efectuado a los 37´del complemento por Santos Urdinarán. La pelota enviada al área encontró en el camino la cabeza del interminable “Loco” Romano, quien colocó el 3 a 0 final.

En definitiva, en su paso por Europa, los celestes conquistaron cuarenta y seis goles y recibieron nueve. Apenas dos de ellos en las Olimpíadas. Diecisiete de estos goles fueron anotados por jugadores del Club Nacional de Football. Veintitrés de los restantes los marcaron dos jugadores que pronto habrían de pasar a formar parte del club, del que ya se sentían parte desde lo emocional: Pedro Petrone y Pedro Cea”. (Extraído del libro "Nacional es Uruguay de Ernesto Flores, 14 editorial, mayo de 2014)

Miguel Ángel Rey
decano,com






SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta