Por Recibimos y publicamos
12 Ago 2014
hinchas

La emoción que sintieron una enorme cantidad de bolsilludos afincados en España al tener la oportunidad de alentar en vivo al tricolor fue sin duda inolvidable.

Algunos intentaron explicarlo con palabras. A la experiencia de la banda valenciana, le sumamos la recibida por dos hinchas que viajaron desde Vigo.

Son las tres de la mañana del lunes. El tren a Vigo no sale hasta las 5:30 A.M, la estación de A Coruña está cerrada y el único cobijo que
encontramos es una especie de sauce que nos permite evitar el rocío.

Pero no tenemos frío, que va. Venimos de ver al Bolso después de 6 años fuera de Uruguay. Todavía resuena en nuestros oídos el canto de una improvisada “Banda del Parque” que se formó con cientos de uruguayos llegados de todos los rincones de España. La Teresa Herrera fue un mediocre espectáculo deportivo, pero una gran fiesta. 

Todavía no sabemos bien cómo vamos a pagar el tarjetazo para  pagar pasajes, una noche de hotel, y 60 euros de las entradas para ver las dos jornadas. ¡Que nos quiten lo bailado! 

Con mi hijo miramos la Osa Mayor e imaginamos los tres millones de miradas que dentro de un rato se dirigirán a la Cruz del Sur. Nosotros acá, ellos allá, todos juntos este fin de semana contemplando una “Locura Nacional por Riazor”.
 

¡Que se repita!

Álvaro Peralta


Crónica de una gozadera anunciada‏

Los 1000 km. y 12 horas de viaje quedaron atrás. Ya no somos 8 desconocidos que nos juntamos para ir a ver al bolso... ya somos 8 hermanos tricolores. 

Ya pisamos A Coruña, ya nos reciben Gonzalo Orrico y la Filial de Galicia, unos capos totales. Conocimos a Gustavo Loureiro en persona, un señor bolso. Corre por ahí la Estrella Galicia.

Se va arrimando gente, llegan los de Catalunya y los de Santiago, uno de acá, otro de allá y el corazón ya pide fiesta, la piel ya siente que se eriza. Arrancamos para el estadio, todos juntos y como siempre que juega el Bolso, sea dónde sea copamos!!!!! Éramos pocos en la inmensidad del Riazor, pero sonaba como que fuéramos miles. Nos imaginábamos en el Gran Parque Central, veíamos a los jugadores a 10 metros, sentíamos el olorcito a césped, ese olorcito que la compu no te hace llegar.

Nos hubiera gustado que futbolísticamente y en otros aspectos (que ahora no vienen al caso) la fiesta hubiera sido completa. Nos hubiera gustado haber gritado al menos un gol del Bolso...pero no estamos tristes, no estamos decepcionados. Vinimos a ver a una camiseta gloriosa, vinimos a disfrutar algo que sólo los bolsos sabemos que existe y la verdad, después que el corazón se estabiliza y la piel vuelve a su lugar, pensando fríamente, la alegría es aún mayor, porque hoy, EL GOL LO HICIMOS NOSOTROS, la hinchada del Bolso!!!!!!!!!!!! 

La banda de Valencia








SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta