Por decano.com
28 Jul 2014
SanRamón

Muy satisfechos tienen que sentirse los integrantes de San Ramón es Bolso con lo mostrado el pasado domingo 27 en la Sociedad Criolla La Estancia de la ciudad canaria.

Fue una fiesta completa, con las dosis adecuadas de emoción y diversión. El evento contó con la presencia del directivo José López Rubio, el Secretario Técnico, Dr. Hernán Navascués, el presidente y vice presidente de la Comisión del Interior, Víctor Mora y José Bruno y la asistencia de varios cónsules de la zona.

El Dr. Navascués entregó a los presentes una reseña de Héctor Roselló, destacado jugador tricolor de la década del 50, Campeón Uruguayo con Nacional en 1950 y 1952. Si bien Roselló no era oriundo de San Ramón, sí lo era su esposa, por lo que se afincó allí y se transformó en un vecino más.

Luego de las palabras de Navascués se inició una sucesión de homenajes, reconocimientos y actuaciones musicales muy bien armadas que no dejaron tiempo al aburrimiento. Todo el evento dio la sensación de ser una gigantesca carrera de postas donde los más veteranos, precursores del grupo de banderas "San Ramón es Bolso" le fueron entregando la responsabilidad de custodiar la esencia tricolor a los más jóvenes, a la vez que recibían el reconocimiento de estos.

La parte musical comenzó con Freddy Martínez, activo trabajador del consulado de Florida, quien cumplió con su aporte musical para el entretenimiento de los asistentes y contó con el apoyo inesperado y contagiante de la nueva generación de bolsilludos de San Ramón, que al pie del escenario se hicieron oír, y mucho.

Luego se continuaron mezclando el presente y el pasado, una emocionante declaración de compromiso y amor por el club leída por una jovencita de 15 años fue el marco ideal para entregar un reconocimiento a María, ejemplo de 61 años de fidelidad tricolor, que orgullosa mostraba su primer carné de socia, datado en 1952.

En medio de los homenajes llegó la actuación de Sonido de La Diosa y luego se sucedieron sin descanso sorteos y nuevos agradecimientos, como el que recibieron aquellos jóvenes -hoy más veteranos- que confeccionaron la primera bandera de la localidad, quienes, a su vez, trasladaron el homenaje a Mirta, madre de uno de ellos, que fue la encargada de coser los 42 metros de tela. Mirta no terminó ahí su colaboración con los tricolores de San Ramón ya que, según contaron, varias de las decenas de banderas que adornaban el salón fueron cosidas por ella.

También tuvieron su reconocimiento un grupo de niños de San Ramón que juegan en las categorías 2004 y 2005 de Club Nacional de Football.

Hubo muchos más obsequios y evocaciones en una jornada de total alegría y festejo en familia.

Cerró el evento el grupo Los del Parque. San Ramón tuvo su fiesta y fue inolvidable.

Ernesto Flores

decano.com








SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta