Por Camilo Salvetti
1 Ago 2019
Psicóloga
Deportiva

La psicóloga deportiva Verónica Tutte desarrolla desde hace 12 años un trabajo sostenido con las formativas de Nacional

“Ahora el entrenador que llega tiene que saber que va a haber un psicólogo en la cancha”.

El acompañamiento psicológico para los deportistas se ha convertido, en los últimos años, en una pata importante de los clubes o asociaciones que quieren dar un enfoque interdisciplinario a la formación de sus atletas. Nacional es pionero en ese sentido, y hace doce años que trabaja con un equipo que atiende todas las necesidades de sus deportistas. La psicóloga deportiva Verónica Tutte trabaja con el club desde entonces y se ha sabido ganar un lugar en las inferiores del club.

En diálogo con el periodístico Todo Pasa de Océano FM, Tutte marcó una generalidad en todos los deportistas, más allá de su disciplina: la ansiedad precompetitiva. Todos los deportistas viven esa oleada de nervios antes de entrar a la pista, a la cancha, o el agua. Dentro de la ansiedad precompetitiva se distinguen tres patas: La “ansiedad cognitiva”, los pensamientos negativos y el miedo al fracaso que aparecen antes de competir; la “ansiedad somática”, las características fisiológicas que aparecen -un ejemplo común es la falta de sueño-; y por último la parte positiva, la “autoconfianza”.

Tutte trabaja mucho con la ansiedad cognitiva, para la que “hay una técnica que se llama reestructuración cognitiva, que es cambiar un pensamiento negativo por otro positivo o tener una acción, si uno se golpea las piernas es para darse ánimo”, explicó, y citó el ejemplo de Rafael Nadal y todos sus “tics” antes de sacar.

“Hay deportistas que se ponen una señal en el cuerpo que les transmite serenidad”, apuntó, y añadió que un elevado índice de pensamientos amenazantes es normal, pero que “al deportista nadie le enseñó” cómo lidiar con ellos. Además, agregó que los deportistas aprenden a lidiar con la presión porque “tienen un exámen todos los días”, y es eso sobre lo que se debe trabajar.

“Los padres pesan mucho más que el entrenador”, afirmó Tutte. “Si los padres coaccionan deportivamente, hay riesgo de estrés crónico y el abandono temprano. Si apoyan y colaboran se evita el estrés y el abandono”, agregó y remarcó que a la edad de 13 años es cuando los adultos deben aprender a soltar a sus hijos, y enseñarles que el entrenador está por un lado y los padres por otro.

En tres colores

La presión de los padres “se ve más en el fútbol”, contó. Los años de trabajo que acumula en el Decano se lo han demostrado. Sin embargo, a lo largo de más de una década, ha logrado hacerse un lugar entre los entrenadores. Comenzó como observadora en la séptima, cuando preparaba su tesis doctoral, luego el club depositó su confianza en ella y diseñaron un plan de hábitos saludables para los bolsos más jóvenes y contención psicológica para aquellos que estaban en una mala situación socioeconómica. 

“Antes yo me tenía que acomodar al que se incorporaba, ahora el entrenador que llega tiene que saber que va a haber un psicólogo en la cancha”, contó. El nivel de involucramiento con la institución fue en aumento, y ahora cuando se planifica un trabajo psicológico “estoy yo en la cancha, con un silbato”. Los entrenadores se han metido cada vez más en el trabajo psicológico; según cuenta Tutte ahora “lo mejor es cuando el entrenador sin hablar conmigo trabaja la habilidad psicológica”, algo que hace unos años era impensado.

El año pasado, cuando Nacional fue campeón de América sub 20, la psicóloga cumplió un rol importante en la preparación de los juveniles. “ Esos chicos hace cinco o seis años que estaban en el club y tenían un trabajo psicológico”, contó y recordó una anécdota de los trabajos previos a cada partido: “El día antes había una actividad preparada para trabajar una habilidad específica, tanto entrenadores como los dirigentes se sumaban”. Su trabajo fue reconocido por el cuerpo técnico, que decidió darle parte del premio económico que recibieron por ganar la copa: “Ahí uno siente el impacto y el afecto con quienes compartís el trabajo”.

Nacional es de los pocos clubes que tienen un abordaje interdisciplinario en la formación de futbolistas, la piedra angular para desarrollar no sólo habilidades individuales sino también el sentido de pertenencia, la idea de que los compañeros y el club son un proyecto colectivo en el que las cualidades de cada sirven para los objetivos comunes. En eso, el rol de la psicología deportiva es invaluable.


 

Camilo Salvetti






SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta