Por Ernesto Flores
2 Abr 2016
AUF

Es el integrante más joven en la delegación de Nacional ante la AUF. El pasado viernes, le tocó asistir al primer intercambio “fuerte” de los muchos que seguramente vendrán.

Matías Améndola tiene el “dos” entre los tres delegados ante la AUF. Pero él es consciente que lo suyo, en este momento, es escuchar y aprender de los otros dos -Guillermo Pena y Hugo Pío- para ir haciéndose de un espacio propio. En la mañana del sábado, hablamos con él para conocer sus sentimientos y recibir información de primera mano de “La Batalla por el Alambrado”.

Fue tu primera batalla dentro de la AUF.

Fue mi primera Asamblea con tiroteo, exactamente. Me sentí Carlos De Pena debutando en un clásico con el "Chino" Recoba e Iván Alonso al lado. Los otros delegados -Guillermo Pena y Hugo Pío- la "junan" entera, pero yo era el nuevito ahí. Tuve un curso intensivo de negociación y reglamentos, con dos capos.

La intención de Nacional no era frenar a Peñarol, si no que...(interrumpe).

Nacional no discutía acerca de los alambrados. Con la medida de sacar los alambrados estamos totalmente de acuerdo, de hecho, fuimos los pioneros en proponerla. Entendemos lo que dice la delegación de Peñarol en la voz de Jorge Barrera, quien planteaba que "no puede ser que tengamos un estadio que la FIFA  lo habilitaría para jugar la final del Mundial, ya que tiene todas las especificaciones y recomendaciones de la FIFA y no me dejen jugar un Peñarol - River"

Está equivocado, le faltan varias. No tiene los accesos necesarios ni butacas en todos los asientos, entre otras.

Bueno, pero el piensa que es así. Fuera de esto, Nacional acuerda con el CAP y tal vez lo hubiera habilitado, si hubiera ingresado la solicitud en tiempo y forma. La discusión no estaba dada en el tema de fondo sino en el de forma. Éramos tres equipos haciendo punta: Liverpool, Danubio y Nacional. Defensor Sporting levantó la mano y manifestó claramente que ellos no iban a acompañar la medida porque están en desacuerdo con el cambio de reglamentos promediando el campeonato.

¿Nacional está de acuerdo en cambiar el reglamento sin haber finalizado el campeonato?

Ayer hablamos de aceptar el cambio cuando termine el campeonato. Esta misma Asamblea General fue la que el pasado 29 de diciembre votó que el campeonato se inicia con un reglamento y finaliza con el mismo incambiado. Hay que hacer una modificación de estatutos. Los actuales tiene cuarenta años.

Una modificación que contemple el tema de los alambrados.

Entre otras cosas. No puede pasar lo que sucedió en el Tróccoli. Si la pelota pica y rueda, pero la cancha es de pedregullo, pareciera que la podés habilitar igual. Cuando se redactó ese reglamento, el estado de casi todos los pisos era similar al que presenta ahora el Tróccoli. Hay varias cuestiones a modificar, entre otras el aclarar que si no contás con un tejido de contención, puedas contar con otras medidas paliativas de seguridad que suplan el alambrado. Por ejemplo guardias, como vemos en la Premier League. Lo que se planteó por parte de Nacional, Liverpool y Danubio fue eso. Declarar la nulidad de la Asamblea y advertir que la misma debió ser convocada con una anterioridad no menor a 15 días. Del modo en que se produjo, se estaba modificando el artículo 84.1, por lo tanto debe presentar todos los aspectos de una modificación reglamentaria. Peñarol argumentaba que no era el caso, que se trataba de una excepción solicitada por el CAP. Ahí fue el comienzo del intercambio de argumentaciones, que llevó a Wilmar Valdéz a solicitar en un momento que no se transformara en un clásico entre Nacional y Peñarol. Guillermo Pena presentó infinidad de argumentos jurídicos -que eran el 10 % de todos los que tenía- , y a raíz de esto surgió la pregunta: ¿Si no es una modificación al estatuto, qué es? Porque, de acuerdo a lo que fuera, era la mayoría que se necesitaba para la votación. Hay determinadas decisiones que salen por mayoría simple y para otras -como ser una interpretación del estatuto- es necesario dos tercios de la Asamblea. Una cosa son dos tercios, que son 12 votos, y otra mayoría simple, que son 9. José Luis Palma tuvo una intervención en la que hizo constar que, de lo que se desprende del artículo 17, que trata sobre las facultades de la Asamblea General, la misma no tendría esta la facultad de excepcionar del cumplimiento del reglamento a un equipo, y agregó que "quien tiene facultades para determinar en esta situación es la Mesa Ejecutiva". Ahí comenzó una discusión acercas de qué se estaba votando, además de la cuestión de forma, ya no se tenía claro cuál era la solicitud de Peñarol. El CAP decía que lo que estaba pidiendo era una excepción, posibilidad que no está prevista en el reglamento, en el artículo 17, que como dijimos es el que cita las facultades de la Asamblea General Extraordinaria. Habla de interpretar, amnistiar y otros, pero no de excepción, de suplir una obligación como pide Peñarol en su nota.

Cuando se empezó a plantear la discusión acerca de cuál sería la mayoría necesaria, se pasó a un cuarto intermedio a solicitud del presidente de la AUF, Wilmar Valdéz. Yo sostuve una conversación con Guillermo Piedracueva, en la que le manifesté que, ante la ignorancia, lo más adecuado era ir por los dos tercios. Al menos así nos asegurábamos el sistema que nos brindaba mayores garantías. No sabíamos ni que estábamos votando, creemos que la Asamblea no tiene facultades para determinar, la solicitud tiene vicios de forma, ¿y además lo íbamos a sacar por mayoría simple? Creo que, al menos, necesitábamos contar con el mecanismo que nos ofreciera más garantías. A raíz de la falta de certeza en cuál era el camino correcto, sumado a que los doce votos iniciales ya no estaban tan firmes, la Mesa Ejecutiva tomó la posta y fijó el Estadio Centenario.

Entonces, la habilitación del estadio de Peñarol estaría quedando para el próximo campeonato.

Es posible que el lunes Peñarol presente una solicitud para convocar a una Asamblea General Extraordinaria -nuevamente- para tratar una reforma del estatuto. No lo sé. Nacional no lo va a hacer. Vamos a esperar la finalización del campeonato, respetando el espíritu de la de la Asamblea de Clubes del 29 de diciembre de 2015, que se comprometió a empezar y terminar con un mismo reglamento.

Ernesto Flores
decano.com








SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta