Por decano.com
14 Nov 2015
entrevista

En un fin de semana sin exigencias de competencia, buscamos la palabra de Gustavo Munúa, con quien hablamos de varios temas de la actualidad tricolor.

Como sucede habitualmente, es el último en dejar Los Céspedes. Aún en una mañana de entrenamiento que finalizó más temprano de lo habitual -porque se inció antes también-, Gustavo Munúa estira su jornada “charlando de fútbol y planificando lo que se viene”.

A poco menos de un mes para las elecciones en las que, no solo no habrá lista única sino que se le presentarán al socios tres opciones políticas, preocupa que los pormenores de la lucha electoral afecten o influyan de alguna manera en el rendimiento del equipo, Gustavo Munúa asegura que no. “Por suerte están siendo unas elecciones tranquilas. Nosotros estamos metidos en nuestro trabajo y tenemos el apoyo de todas las partes, tanto para nosotros como para el plantel y eso es muy importante”.

El entrenador tricolor hace referencia a un tema que nos interesa tocar. Desde el oficialismo hay claras señales de apoyo hacia el actual cuerpo técnico, ante la pregunta de si se iba a respaldar la actual conducción técnica, el candidato de la Lista 20, Dr. Daniel Turcatti le dijo a decano.com que “la Lista 20 cree en la continuidad de los proyectos por lo que va a apoyar a Munúa y al resto del plantel”. El aspirante a la vice presidencia por la Lista 1, Cr. Álvaro Paz, si bien no explicitó su aval, tampoco lo negó. Paz manifestó a nuestro sitio que “en momentos de definición del campeonato no nos parece adecuado hablar de continuidad o no del entrenador. Más allá de eso, en una gestión de Primero Nacional , cualquier decisión de este tipo va a ser tomada en conjunto con la gerencia deportiva”.

Con estas posiciones, que prácticamente aseguran una continuidad al menos hasta el final del contrato y dejan entrever un interés de avanzar con la propuesta del entrenador, resta saber si Munúa estaría dispuesto -más allá de un acuerdo económico- a quedarse para iniciar un proyecto de tres años. Munúa piensa y antes que nada aclara que “todo el mundo sabe el sentimiento que tengo por Nacional. El club me ha dado todo desde chico y me encanta estar acá, pero uno nunca se sabe cuánto tiempo podrá quedarse. Los resultados pueden llegar a pesar. Ahora estamos enfocados en conseguir buenos rendimientos para así poder seguir adelante con el proyecto”.

Insistimos. Le recordamos a Munúa que los resultados pesan para un lado y para el otro. Que así como le puede ir mal, existe la otra posibilidad y a partir de una campaña exitosa podría ser tentado por un mercado más poderoso. Queremos saber si estaría dispuesto a renunciar por uno o dos años a dar el gran salto para consolidarse en Nacional. Esta vez, el “Negro” responde rápidamente. “La idea es ir demostrando año a año. Si hay alguien que puede llegar a pensar en ofrecerme una propuesta para salir, obviamente que me dejaría muy contento, pero también soy consciente de que hay que trabajar mucho y demostrar que la idea gusta, es sólida y sobretodas las cosas, que si bien los resultados mandan, hay maneras de ganar y maneras de perder. A pesar de que no hace mucho tiempo que estamos en este nuevo cargo, estamos convencidos de lo que estamos haciendo, trabajando para lograr ser un equipo que juegue la mayor parte de los noventa minutos con un estilo propio”.

El hincha opina, y también cuestiona. Dos de las controversias más frecuentes hacia el entrenador, vienen por el lado de una supuesta renuncia al estilo inicial, de fútbol rápido, con desborde por las puntas y pelota al pie. La otra tiene que ver con la demora en los cambios. Munúa contesta a esto explicando que “desde que se fue Carlos (De Pena) hemos cambiado un poco nuestra manera de jugar. Poca gente se dio cuenta de esto, incluso variamos la figura táctica. Además, hay jugadores que han llegado recientemente al club y necesitan adaptarse a la idea. Carlos estaba desde hace mucho y ya se había habituado a la propuesta futbolística del juego abierto. Todo lleva su proceso. Está claro que con su partida hemos perdido un jugador muy importante, pero eso no quiere decir que hemos renunciado a intentar seguir llegando por las bandas. Quizás ahora intentamos armar la transicion de defensa a ataque de otras maneras y hemos perdido la fluidez que nos aportaba la velocidad de De Pena, que cuando se fue estaba en uno de los mejores momentos de su carrera, en plena explosión. Eso demuestra que todo tiene su proceso. El Carlos De Pena que arrancó en el primer equipo de Nacional no era el mismo que se fue en agosto. En el plantel tenemos muchos chicos jóvenes que de a poco se van acomodando a lo que es Primera División, así como jugadores que recién llegan al club y al país y necesitan de un proceso, que lo estamos realizando -a nuestro parecer- de muy buena manera. No hemos renunciado para nada al fútbol que pregonamos, intentamos plasmarlo en la cancha en cada partido. A veces podemos tener mejores días y en otras ocasiones no estaremos tan claros, pero lo idea es siempre intentar jugar”.

Con respecto a los cambios, la gente tiene todo el derecho de ejercer su opinión. Si vamos al caso específico del clásico pasado, el primer cambio que hacemos es para darle ingreso a Rodrigo (Amaral), que es un jugador encarador, acostumbrado al “uno contra uno” . La intención era aprovechar los espacios que suponíamos que Peñarol iba a presentar ante la necesidad de buscar el empate, por lo que iba a pasar a defender con una línea de tres. Pero no pasó un minuto y Peñarol se encontró con el gol, por lo que Amaral no pudo jugar nunca con el resultado a favor. Después del empate Bengoechea rearma el equipo y vuelve a quedar sólido atrás, haciendo que fuera más difícil entrarle”.

Ernesto Flores

decano.com






SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta