Por decano.com
11 Feb 2014
Formativas

Cierre de temporada 2013 en Formativas. Nacional pierde por tres tantos la Tabla Anual, parecía una herejía, arreciaron las críticas. Para varios era el fin de una etapa de supremacía tricolor.

La casi inmediata sustitución de algunos profesionales, la llegada de otros y el quitarle una categoría a aquellos que tenían más de una a cargo fueron interpretados como el inicio de la revolución. Lo cierto es que la implementación de esta nueva matriz se venía conversando desde hacía rato y no fue producto de los resultados de esta campaña.

Entrevistamos al Dr. Marcelo Schupp, Presidente de la Comisión Coordinadora de Divisionales Formativas,  con la intención de conocer la actualidad de los juveniles del club y hacia donde apuntan los cambios que se comienzan a implementar en esta nueva etapa que se abre. El Dr. Schupp es optimista en cuanto al presente de nuestra cantera. 

“Creo que Nacional tiene una muy buena base en formativas. El concepto que yo te manejaría es que, cualquier situación que venga ahora, viene a construir sobre piedra. No viene a trabajar en campo arado. Nacional tiene unos cimientos muy sólidos, prueba de ello es la participación de nuestros jugadores en el primer equipo,  con la solvencia con la cual lo hacen, así que en ese sentido te diría que las formativas de Nacional están muy bien. Que podemos estar mejor sí, es claro. Para eso tenemos que partir de varios elementos que necesitamos, entre los cuales, la infraestructura es clave. Si bien es cierto que, en base a un gran trabajo de organización y de logística se aprovecha lo que tenemos en todo su potencial, también es absolutamente necesario contar con más canchas, con césped artificial -algo imprescindible en los tiempos que corren-, mejorar en gimnasios, contar con  salones multiuso para diversas utilidades, como puede ser la posibilidad de juntar a varios planteles, para, entre otras cosas, mantener la armonía y el espíritu de cuerpo. Todos conocemos Los Céspedes y sabemos que es un lugar que tiene sus comodidades  pero éstas están al límite. Diría yo que lo mejor con lo que cuenta hoy el Complejo es su personal, que mantiene las instalaciones funcionando a un alto nivel y con mucha prolijidad”.

¿Qué hay del apoyo que iba a brindar el Liverpool, que formaba parte de la negociación de Sebastián Coates al club inglés?

No lo tengo claro, es un tema que habría que indagar, pero en definitiva, el punto importante en Los Céspedes es que la Comisión de Obras y Patrimonio está a punto de comenzar las obras para lograr la cancha de césped sintético. Eso es algo que me parece clave, pensando en el desarrollo de los chicos, porque evidentemente hoy el fútbol requiere de un grado de automatismo y de repetición en determinados movimientos, que además deben hacerse en velocidad. Lograr la precisión en velocidad es una de nuestras principales metas. Si me preguntan cuál es hoy nuestro norte técnicamente, es ése, lograr el cometido básico de un jugador que es: control y pase. Pero eso se tiene que hacer a una velocidad muy grande, que permita evitar los bloqueos. Siempre escuchamos hablar de la falta de fundamentos técnicos en relación al pasado, pero nunca tenemos en cuenta el factor velocidad. La velocidad es una variable que ha cambiado sustancialmente al fútbol. Y más te digo, ahora que hemos tenido dos muy buenas experiencias desde el punto de vista del aprendizaje -incluso para nosotros los dirigentes, ni hablar de los jugadores- que fueron los últimos dos campeonatos en los que participamos, uno en Santiago de Chile y el otro en Santiago de Río Grande do Sul, contra rivales realmente de peso, nos estamos dando cuenta que hay un grado de desarrollo físico que es tremendo y un intento de superarlo  con tenencia de balón y entrega rápida. Porque ya es casi impensable correr más de lo que se corre. Tenemos que crecer en ese sentido, sabiendo que ya no vas a tener la pelota más de uno, dos o tres segundos para moverte, entonces tenemos que darle a nuestros jugadores otros argumentos.

Porque el jugador uruguayo lo que tiene es una enorme tendencia a hacerse del balón, y después que lo tiene ponerse a pensar que va a hacer con él.

Va a costar cambiar la matriz del jugador ¿cuál es la matriz del jugador nuestro? : agarra la pelota y tiene que, primero, ver como lo controla -porque andá saber cómo le viene picando-, en un segundo paso, no tiene como opción, él, el pase, porque es algo que no le sale naturalmente al futbolista nuestro. Le sale el enganche, tirar una moña cortita, a lo mejor se le da el levantar la cabeza y buscar el pase de gol de cuarenta y pico de metros, pero la combinación fluida, a un toque o a dos, eso no lo tienen. ¿Cómo logramos eso?, primero con el replanteo de la superficie. Evidentemente las superficies nuestras no ayudan.

¿Esto forma parte de la nueva propuesta?

Sin duda, de todas formas, nos debemos un debate interno importante para poner en caja todos estos conceptos

¿Debate interno qué involucra a quiénes? ¿Jugadores, cuerpos técnicos, dirigentes?

Arranquemos con nuestra cabeza deportiva que es Alejandro Lembo, nuestro Gerente Deportivo, Cacho Blanco que como Secretario Técnico también tiene su importantísima participación y luego llevar esto a la práctica con todos los cuerpos técnicos. Yo lo llamo debate interno pero en realidad es marcar las pautas de trabajo que tiendan a la conformación de un perfil de jugador del Club

En los últimos torneos internacionales en que hemos competido, empezamos arriba, con goleadas incluidas y luego se nos dificultó pasar a cuartos o morimos en semifinales

No hemos conseguidos llegar a las finales, es cierto. Hemos cumplido excelentes perfomances en la primera etapa y empezamos a bajar al acceder a la segunda

¿Hay una merma física ahí?

Ahí está el tema. Nuestros jugadores, cuando ganan un partido, tienen un derroche de energías tremendo, porque al no tener la vocación del juego asociado, muchas veces cada uno pretende resolver basado en su fortaleza, cualidades y condiciones, y no se da cuenta que es mucho más sencillo de pronto, buscar solucionar una jugada con un pase de primera, que intentar sacarse uno, dos o tres jugadores de encima, que por lo general no se da.

A la selección le pasa lo mismo, estamos teniendo un muy buen inicio de campeonato y después nos caemos, y eso se debe a que nosotros gastamos más energía que los rivales.

Vos ves que por el contrario, nuestros rivales van creciendo en la competencia. Porque eso de jugar todos los días, para el futbolista es lo mejor que hay. Se conoce más con sus compañeros y entra en un ritmo ascendente, ahora, si esto va acompañado de una merma física, en algún lado estamos fallando ¿no? Y no es porque estemos mal físicamente, es porque jugamos distinto. Como dice Alberto Bica, nosotros quemamos aceite en todos los partidos, con lo que, al quinto partido, estamos fundidos.

La identificación del problema está, los profesionales para llevar a cabo el cambio están. ¿La carencia viene por el lado económico?

El poder acceder a una mejor infraestructura que la que ya tenemos va a simplificar el trabajo. Porque, como te digo, esto no es una cuestión de ahora, anteriormente siempre lo intentaron otros técnicos también. No es que ahora nos dimos cuenta y dijimos "vamos a hacer esto". Si ves actuar nuestras formativas, verás que no hay partido en el que no sea el equipo nuestro el que proponga, el que lleve a cabo el gasto del partido. Lo que sucede es que no es lo mismo el jugar en una cancha de determinadas condiciones que jugar en otra que no reúne lo mínimo. Esto es repetición, uno se acostumbra a jugar de una forma y después es muy difícil sacársela

El entrenar de una forma, en determinado tipo de canchas, que no son las mismas que vas a encontrar al salir ¿no hará que los jugadores caigan en antiguos vicios?

No, porque lo que sucede es que el jugador ya tiene adquiridos ciertos hábitos, es un tema de acostumbramiento. Entonces, al repetirlo, por más que te cambien el escenario no hacés el cambio, no volvés hacia atrás digamos. Esto es un proceso, necesita mucha reiteración, necesita mucho trabajo. Te pongo un ejemplo puntual, hay jugadores nuestros de una enorme calidad técnica que se acostumbraron a agarrar una pelota y tratar, indefectiblemente,  de sacarse un par de jugadores de encima y luego resolver solos. Eso, en el fútbol internacional de hoy, prácticamente no lo ves, o lo ves en circunstancias muy particulares, nunca de tres cuartos de cancha para atrás, en todo caso se da como finalización de una jugada, pero nunca para el armado. Yo creo que aquí se da por dos factores, por un lado, por esa cosa conceptual que todavía tenemos, que forma parte de nuestra manera de entender el fútbol, y por otro, porque las condiciones de las canchas, hacen que esa sea la mejor forma de solucionar un problema. O peor aún, que para lograr avanzar tengas que levantar la pelota y no que ande a ras del piso.

¿Está pensado reunirse en algún momento con los representantes y contratistas y poner todos los trapitos sobre la mesa y tratar de esclarecer algunas cosas que a veces son trabas o van en demérito de la economía del club?

Personalmente me encantaría poder tener alguna vez una reunión en conjunto. Hoy hay una gran cantidad de representantes, alguno con más actividad que otros, pero en definitiva estamos hablando de un mundo muy diverso en el que cada uno tiene su forma de actuar, entonces es muy difícil catalogar a todo el sistema en uno.

Lo que sí, desde el punto de vista conceptual, nosotros tenemos relaciones con absolutamente todas las personas que los jugadores eligieron para que los representen.

Llámese representantes profesionales o naturales, que son los padres. En ese sentido nosotros no tenemos ningún tabú ni prejuicio en el relacionamiento. Simplemente queremos que los representantes entiendan que el Club va a defender sus interese en todo momento.

¿Eso es una pretensión o es algo que se les va a proponer?

Ellos ya lo saben. Lo saben por la forma de actuar nuestra. Acá es bien claro que Nacional no tiene prejuicios, nadie tiene coronita ni está marcado, al revés. Por otro lado, se nota mucha transparencia en nuestro proceder. Eso lo perciben. El único interés acá es el Club.

A propósito de la situación que se dio con Nicolás López. Ahora hay cierto temor de la gente que pase lo mismo con Gastón Pereiro, que es la figura que está emergiendo.

En los casos específicos, siempre tenés que ver la situación particular y el momento en que se da. O sea, tenés que entrar a hurgar en cada caso en concreto, y sobre todo la circunstancia de cada uno

También estuvo lo de Segio Cortellezzi y Maxi Amondarain...

Por eso te digo, son temas bien distintos. Lo que está claro en el caso de Nico López, es que dentro de todo, el club percibió un dinero importante por una promesa. Fue una situación muy conflictiva en su momento, que del punto de vista personal me causó bastante pesar, porque Nico es un chico de la casa, pero bueno...ahí se actuó de una forma por parte de alguien y él sabrá si estuvo bien o estuvo mal. Nosotros tenemos nuestra idea al respecto. El caso de Gastón Pereiro es bien distinto. Gastón es un chico que está en el club desde Séptima, es una bellísima persona que va a tener un éxito bárbaro, pero no me imagino bajo ningún concepto una situación, siquiera parecida, a la que se generó con Nicolás. Me gustaría aclarar que el chico es el último eslabón en esa cadena.

¿Por qué no le hacemos un contrato elevado a una promesa, a un Nicolás Prieto o un Gastón Pereiro para que se queden, en vez de gastarlo en otros?

Hay un tema de filosofía que es importante que el club resuelva primero. Acá tengo el doble juego porque te tengo que hablar como dirigente, pero a su vez, soy hincha. ¿Qué es lo que uno pretende?: Tener el mejor equipo posible dentro de la cancha ¿no?

En el mejor equipo posible hoy, tiene que haber una amplia mayoría de jugadores formados en el club ¿por qué? porque es lo que indica la realidad.

No podemos ir a comprar fichas al mercado internacional, y cualquier jugador que venga tenemos que invertir un dinero muy importante en él, entonces parecería lógico que hoy la mayoría del plantel, esté integrado por juveniles del club. Ahora, ahí viene el equilibrio, por el que tenés que tener una buena dosis de jugadores de experiencia y de peso para que vayan marcándole el rumbo a estos chicos.

¿Pero la salida al mercado exterior de éstos jóvenes, no se podrá limitar con un contrato más sabroso?

Pienso que sí, es posible, si nosotros  les podemos brindar mejores condiciones económicas vamos a hacer que esa salida sea mucho más difícil, o por lo menos, cuando vengan a buscar a ese jugador, va a tener un precio en el mercado bastante respetable, ¿quién te dice que no estemos transitando ese camino? Esto es muy dinámico, evoluciona muy rápidamente y seguramente un futuro plantel del club se pueda manejar con parámetros diferentes a los que se están manejando hasta ahora.

¿Querés dejarle un mensaje final al hincha?

Transmitirle al socio, al hincha, que Nacional está hace rato en un camino de potenciar a sus jugadores de formativas, de darle todo lo que pueda y lograr que esos chicos lleguen a jugar en la primera de Nacional. Porque lo importante es que nosotros estamos formando futbolistas para que se destaquen en la Primera de Nacional. El resto, la transferencia y todo lo demás, es un corolario del éxito que ellos tengan en el primer equipo.

Ernesto Flores
decano.com







SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta