Por Cecilia810
15 May 2019
Cecilia

Felices 120 años Club Nacional de Football. Descanse tranquilo Dr. Caprario.

Me imagino la casa de la calle Soriano en silencio después de aquella fervorosa noche de domingo, ese 14 de mayo de 1899.

Cuando se cerró la puerta para que se fuera el último de los concurrentes, Ernesto Caprario se sentó y puso su cabeza en orden.

Hacía un rato había fundado, junto a un grupo de jóvenes, el Club Nacional de Football, y todavía permanecían en el aire de la estancia, ahora en penumbras, donde se había establecido el origen del primer club criollo de América, los fervorosos bríos y los bravos de ese grupo de jóvenes decididos.

Domingo Prat, antes de irse y saludarlo, le pregunta: “Y, Ernesto, ¿cómo piensas que va a seguir esto? ¿Hemos hecho una locura? ¿Somos unos jóvenes insensatos?”.

Entonces Caprario le palmea la espalda, riendo, y le dice que se quede tranquilo: “Ay, Domingo, acabas de ser nombrado el capitán de un equipo al que veo rodeado de gloria. Vendrán momentos aciagos pero serán muchos más los de alegría. Debemos estar muy atentos y unidos; vamos a tener que luchar contra muchas cosas, defender un estilo de juego y de conducta, pero estoy seguro que a partir de hoy cambiará la historia. Buenas noches, señor capitán”.

Ernesto Caprario cierra los ojos. La calle Soriano está en silencio, pero dentro de su corazón ve tribunas repletas de los colores artiguistas que él mismo sugirió hace un rato y escucha un sonido avasallador de “Tricolores, todo va a estar bien...”. Entonces abre los ojos y no sabe si en realidad fue la somnolencia, pero ese grito resonó fuerte y claro.

No puedo dar fe exactamente de cómo terminó esa noche en la que nació el Club Nacional de Football, pero me gusta pensar en el origen y entonces hago mía esa escena, y yo, como aquel joven llamado Caprario, cierro los ojos y pienso lo mismo.

Felices 120 años Club Nacional de Football. Descanse tranquilo Dr. Caprario.

Cecilia810

Cecilia 810

Cecilia es la lectura más esperada después de cada partido. Un bálsamo en los momentos difíciles y un tónico para acompañar la euforia






SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta