Por Pablo Fascioli
2 Abr 2017
Historia

La casa del Decano volvía a estar en orden.

Después de toda tormenta sale el sol y a finales de la década del 60, el astro rey tricolor salía con más fuerza que nunca en busca de devolver al Decano a la cabeza del futbol Uruguayo. Desde 1966 comenzaron a llegar jugadores que marcarían una época en Nacional, entre ellos Montero Castillo, "Cascarilla" Morales, Víctor Esparrago entre otros.

Tal vez uno de los hechos más importantes y que marcaron más a fuego ese final de década fue la asunción como presidente de Nacional de Miguel Restuccia, un hincha de la Olímpica que se presentó a las elecciones buscando revolucionar al club. Su plataforma electoral era clara y concreta, que Nacional recuperara terreno en la Confederación Sudamericana de Fútbol, donde el tradicional rival sostenía al peruano Teófilo Salinas como presidente, y en la Asociación Uruguaya de Fútbol donde el conjunto aurinegro manejaba a la junta directiva y por consiguiente al Colegio de Árbitros.

La primera medida tomada por don Miguel Restuccia fue la compra de una chacra de 22 hectáreas en Camino Bergers destinada a convertirse en el Complejo "Los Céspedes" lugar donde hoy entrena, concentra y sueña el plantel principal de Nacional. Hoy en día también entrenan las divisiones formativas y es la casa de la nuestra Cantera Inagotable. Este complejo fue inaugurado el 14 de setiembre de 1968 lo cual le brindo comodidades que antes no tenía al primer equipo.

La siguiente decisión tomada por la nueva directiva estuvo basada en la precaria situación económica del club y la necesidad de conseguir fondos para reforzar el equipo. Fue así que se adoptó la idea de un socio llamado Artigas Almandoz que consistía en hacer una gran rifa con premios como autos, electrodomésticos, etc. A esta rifa se la llamo "La gran jugada" y comenzó en noviembre de 1968 con un éxito sorprendente. Esta idea de Almadoz le dio a la directiva el colchón financiero necesario para armar el equipo que dominaría el futbol Uruguayo los siguientes cuatro años y en 1971 ganara todos los títulos internacionales que se le pusieran por delante.

Campeonato Uruguayo 1969

No se puede hablar sobre el equipo de 1969 sin hablar de los jugadores que se fueron incorporando a Nacional en los años previos. Como ya escribimos en notas anteriores, en 1966 llegaron Juan Martin Mugica, Víctor Esparrago y Julio César “Cascarilla” Morales. En 1967 llegaría al club Celio Taveira junto con quien sería el capitán del equipo: Luis "Peta" Ubiña. Bajo la presidencia de Restuccia se incorporaría en 1968 el arquero Manga, sería ascendido al primer equipo Atilio Ancheta y asumiría la dirección técnica nuevamente Zezé Moreira.

Es en 1969 que "La Gran jugada" permitiría la incorporación de Alcides "Cacho" Silveira, Luis Cubilla, Juan Carlos "Palito" Mameli y de un tal Luis Artime. La cantera tricolor aportó a otro jugador que sería muy importante en el equipo campeón de América y el Mundo de 1971: Ildo Maneiro.

En el verano de 1969 se disputó la tercera edición de la Copa Montevideo con la participación de los grandes de nuestro futbol, Independiente de Avellaneda, Velez Sarfield, Torpedo de Moscú y Sparta Praga. Nacional se consagraría campeón de dicho torneo derrotando en el mismo a Peñarol por 3 a 1 con goles de Juan Martin Mugica, Ignacio Prieto e Ildo Maneiro.

La campaña en el Uruguayo fue tan buena que solamente se perdió el invicto en la última fecha frente a River Plate cuando Nacional ya se había consagrado campeón. Se logró el titulo con cuatro puntos de ventaja sobre Peñarol y habiéndolo derrotado por 2 a 0 en el clásico de la primera rueda con goles de Celio y de Luis Artime. El goleador del campeonato sería Luis Artime con 24 tantos.

Campeonato Uruguayo 1970

Para la temporada de 1970 Nacional incorpora a Ángel" Pocho" Brunel y la dirección técnica la asume Enrique Fernández en la primera mitad del año.

Nacional vuelve a quedarse con la Copa Montevideo disputada en enero ante el tradicional rival, Corinthians, Estrella Roja de Belgrado, River Plate y San Lorenzo de la República Argentina.

A poco de comenzar el campeonato asume la dirección técnica quien marcaría una época en el Decano: Washington "Pulpa" Etchamendi.

El campeonato Uruguayo se ganaría por siete puntos de ventaja sobre Peñarol a quien se derroto por 3 a 2 en la segunda rueda con goles de "Palito" Mameli y el restante de Luis Artime quien sería el goleador del campeonato con 21 goles.

Campeonato Uruguayo 1971

Este año el objetivo era uno solo, la Copa Libertadores que tan esquiva se había vuelto para Nacional. Se incorporan Juan Masnik y el arquero Héctor Santos.

A diferencia de otras temporadas, en esta la Copa Libertadores coincidía en su disputa con una parte importante del Campeonato Uruguayo por lo que el gran manejo del plantel del "Pulpa" fue el que posibilitó disputar con éxito ambos torneos.

Se logró el Campeonato Uruguayo en la última fecha frente a Danubio con un punto de ventaja sobre Peñarol a quien se lo derroto por 2 a 1 en la segunda ronda con goles de Luis Artime y Juan Martin Mugica mientras que se empataron los otros dos clásicos disputados (se jugaban dos ruedas todos contra todos y una segunda fase con seis equipos en ese entonces). Nuevamente el goleador del campeonato Uruguayo fue Luis Artime, en esta ocasión con 15 goles convertidos.

Campeonato Uruguayo 1972

La situación económica del club volvía a ser complicada por lo que varias de las figuras del Campeón de América y el Mundo fueron transferidas, entre ellas la más importante fue la partida de Luis Artime luego de disputar la Copa Libertadores de 1972. Nacional debía afrontar el intento de conquista del tetra campeonato sin su goleador. Quien asume un rol

protagónico es Juan Carlos "Palito" Mameli como centro delantero titular. Tan importante es su papel que termina siendo el goleador del Campeonato Uruguayo con 20 tantos.

El campeonato se obtiene con 8 puntos de ventaja sobre el tradicional rival con el cual se empatan ambos partidos disputados haciendo cada vez mayor la racha que terminaría siendo la del record de partidos clásicos sin perder. Esta racha se extendió por 16 partidos desde el 2 de marzo de 1971 cuando Nacional derrota a Peñarol 2 a 1 por la Copa Libertadores con goles de Luis Artime y Juan Martin Mugica, hasta el 31 de enero de 1974 inclusive cuando por la Copa del Atlántico empataron 1 a 1 con gol de Walter Mantegazza.

La casa volvía a estar en orden a nivel local de la mano de Don Miguel Restuccia en la presidencia, Zezé Moreira y el "Pulpa" Etchamendi en la dirección técnica junto con un plantel de jugadores de primer nivel. El objetivo ahora era el de volver a colocar a Nacional como el mejor equipo del continente y porque no del Mundo. La hinchada y su historia así lo merecían.

Pablo Fascioli

Bibliografía consultada:

"Mi vida y algunas de sus historias" Miguel A. Restuccia

"El Padre de la Gloria" Juan José Melos

"Campeón de los tres siglos" Alejandro Luzardo


Pablo Fascioli

Integrante de la Comisión de Historia y Estadística del Club Nacional de Football.






SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta